Por Valentina Ríos

Mientras los espectaculares de gobierno del estado anuncian la reparación de “más de 200 mil baches “ , las calles de la capital demuestran lo contrario.

En los alrededores de la ciudad , las calles y vías públicas continúan necesitando el debido mantenimiento a los múltiples baches que presentan , hasta la pavimentación de algunas otras.

Tal es el caso, donde en la calle Laurel, sobre el fraccionamiento Las Flores es evidente notar el deterioro de la misma, mostrando un sin número de baches de hasta 15 centímetros de profundidad.

La calle, que colinda con el Hospital Infantil, la colonia Luis Echeverria y la América de Juárez , es un medio necesario para el transporte del día a día y las condiciones en las que se presenta vuelve desagradable el tránsito por la misma.

Los automovilistas, incluso, se ven obligados a cambiar de carril para evitar caer en alguno de los baches, arriesgándose a provocar un accidente debido al doble sentido que opera la mencionada vía.