Por José Gregorio Aguilar

A este medio de comunicación llegaron quejas por falta de agua en algunas instituciones educativas como el caso del Cendi de la Burocracia Estatal No.1 Profesora María Elisa Cavazos Lerma y la escuela primaria Epigmenio García.

Ambas instituciones, tal como lo marca el protocolo, tuvieron que suspender el servicio educativo, pues tener a los menores sin agua en cierta forma representa un riesgo para su salud, sobre todo en esta temporada de calor y estiaje y por el posible contagio de enfermedades como hepatitis aguda.

El caso más dramático es el del Cedi,  el cual se ubica frente al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, que lleva ya tres días sin agua.

Según la  sociedad estatal de padres de familia,  todavía 30 por ciento de planteles, o no tienen agua, o tienen el servicio limitado y el programa de tandeo simplemente no les está funcionando.

Mientras tanto,  la sociedad en general  y los  directivos escolares  se preguntan porque las autoridades de la SEP y de la Comapa no han hecho sinergia para resolver esta demanda no solo en los centros educativos sino también en todas las colonias.