Por José Gregorio Aguilar

Debido a las altas temperaturas que se registran en la mayor parte de Estado, como ciudad Victoria donde el termómetro ha superado  los 40 grados centígrados,  trabajadores de la construcción están en riesgo de sufrir deshidratación y hasta golpes de calor.

Gregorio Pego Cruz, dirigente de la Nueva Croc en Tamaulipas, detalló las difíciles condiciones en el que los obreros desarrollan su trabajo a la intemperie, en horas donde los rayos solares caen a plomo y el agobiante calor hasta puede producir desmayos.

informó que a los obreros se les ha pedido que se protejan del sol usando manga larga, gorra y bebiendo agua con frecuencia mientras que a las constructoras se les pide contar con un botiquín de primeros auxilios e insumos suficientes para poder brindar atención en caso necesario.

Dijo que es necesario también prevenir enfermedades gastrointestinales o diarreicas por consumo de agua o alimentos en mal estado; además, algunos obreros tiene baja o alta presión razón por la cual no deben pasar por alto estas recomendaciones.

“En un momento dado el bloqueador, camisa manga larga porque estos rayos solares pueden afectar la piel y hasta dar cáncer de piel

Manifestó que los horarios laborales se mantienen normales puesto que adelantar la hora de entrada o recorrer el horario de salid no ayuda mucho ya que las altas temperaturas y los fuertes rayos solares se mantienen incluso hasta después de las 7 pm

“Están fuertes los calores y muchos padecen de presión alta o presión baja aparte ahorita hay mucha diarrea dolor de estómago, vómito, dolor de cabeza y estamos trabajando de común de acuerdo con las empresas para cuidar la integridad física y la seguridad de los trabajadores”.