La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el lunes que la variante B.1.617, identificada por vez primera en India, fue clasificada como una variante de preocupación mundial.

«La clasificamos como una variante de preocupación a nivel global», dijo Maria Van Kerkhove, jefa técnica de la OMS, sobre el COVID-19, en una comparecencia. «Hay alguna información disponible que sugiere un incremento de la transmisibilidad».

«Hay informes de que la B.1.617 es más contagiosa», pero también hay indicios de que tiene un grado de resistencia a las vacunas, y «por lo tanto, lo clasificamos como una variante preocupante», añadió la doctora Maria Van Kerkhove.

La científica explicó que más detalles serán publicados el martes en el informe epidemiológico semanal de la agencia de la ONU, pero que faltarían muchas investigaciones sobre esta variante, especialmente por la vía de la mayor secuenciación, «para saber la cantidad de ese virus que circula» y también el grado de «intensidad» con que atenúa la eficacia de las vacunas.

Insistió en que hay que seguir aplicando las medidas sanitarias como la distanciación social, el uso de mascarilla, reducción de contactos, etcétera.

Esta variante es una de las razones, pero de lejos no es la única, que explica la explosión de la pandemia en India, que es el peor foco de la pandemia en la actualidad.

Según estadísticas oficiales, unas 4 mil personas mueren actualmente cada día de Covid-19 en India, donde el balance total de la epidemia se acerca a los 250 mil muertos.