Washington DC, EU.- El ex Presidente estadounidense George W. Bush dijo que el Partido Republicano se ha vuelto «aislacionista, proteccionista y, hasta cierto punto, nativista», y agregó que se siente especialmente preocupado por la retórica antiinmigrante.

«Tenemos un país hermoso, pero no es hermoso cuando condenamos, insultamos a personas y asustamos a la gente sobre la inmigración», le dijo Bush al programa Today de la NBC el martes.

El ex Presidente republicano, que estuvo en Nueva York para presidir una ceremonia de naturalización, dijo que su nuevo libro, «Out of Many, One: Portraits of America’s Immigrants» busca «elevar el discurso».

Bush no mencionó a Trump, que redujo drásticamente a inmigración legal e ilegal durante su mandato y trató de construir un muro en la frontera con México. Trump, también republicano, denigró a los inmigrantes, calificándolos de invasores y «extranjeros ilegales» y, como candidato, se refirió a los mexicanos como «violadores».

Pero Trump ha dominado el Partido Republicano, incluso tras dejar la Casa Blanca. La semana pasada, un grupo de congresistas republicanos de extrema derecha discutió formar una bancada para defender «las tradiciones políticas anglosajonas» y advirtió que la inmigración en masa estaba poniendo en peligro la «identidad única» de Estados Unidos.

Cuando se le pidió que describiese el estado del partido, Bush dijo: «Yo lo describiría como aislacionista, proteccionista y, hasta cierto punto, nativista».

Añadió: «No es exactamente mi visión como anciano, pero soy solamente un anciano retirado».