SEÚL, COREA DEL SUR.- Corea del Norte amenazó ayer con lanzar un ataque «inimaginable» contra Estados Unidos, de continuar con los ejércicio militares que lleva a cabo de manera conjunta con Corea del Sur en la península coreana.

Un comité norcoreano de emergencia en contra de los ejercicios de guerra nuclear condenó las prácticas que navíos surcoreanos y estadounidenses llevan a cabo a gran escala en las aguas de la península coreana, en las que participa el portaviones estadounidense USS Ronald Reagan.

«Estados Unidos se está desquitando al presentar bajo nuestra nariz los objetivos que hemos establecido como primeros blancos. Estados Unidos debería saber que se enfrentará a un ataque inimaginable en un tiempo inimaginable», subrayó el comité en un comunicado difundido por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA).

De acuerdo con el despacho informativo, el comité considera que Estados Unidos se está volviendo loco, al seguir con su provocaciones.

La KCNA acusó a Estados Unidos y las «fuerzas títeres surcoreanas» de conducir intencionalmente la tensión al borde de la explosión con sus simulacros en el mar Amarillo y el mar de Japón, que describió como «los más grandes de la historia».

«Los títeres surcoreanos (…) están introduciendo activos nucleares estratégicos de los EU, convirtiendo toda la tierra de Corea del Sur en el peor campo de una guerra nuclear, sin ver el inminente desastre catastrófico», subrayó.

A MESES DE PERFECCIONAR ARMAS

En tanto, el director de la CIA, Mike Pompeo, dijo ayer que Corea del Norte está a meses de perfeccionar sus habilidades en armamento nuclear.

«Ahora están lo suficientemente cerca en sus capacidades que, desde la perspectiva de políticas estadounidenses, debemos comportarnos como si estuvieran a punto de lograr» su objetivo de poder impactar a Estados Unidos, dijo Pompeo ante un foro de seguridad nacional en Washington.

En ese mismo evento, el asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, dijo: «Estamos en una carrera para resolver esto sin acciones militares».

Por su parte, la Unión Europea (UE) efectuó ayer una nueva advertencia a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear «de manera completa, verificable e irreversible» o, del contrario, podría enfrentarse a más sanciones.