Matamoros, Tamaulipas.- El gobernador Américo Villarreal Anaya y el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, acordaron seguir trabajando de manera coordinada para atender situaciones en temas de seguridad, flujo migratorio, tráfico de armas, drogas y el fortalecimiento de las relaciones bilaterales que permitan el desarrollo y la integración de las ciudades fronterizas.

Al reunirse esta mañana en las oficinas del Consulado de Estados Unidos en Matamoros y acompañado por la cónsul en esta ciudad, Brianna Powers, el embajador Ken Salazar reconoció el trabajo del gobernador Villarreal Anaya e incluso destacó la celebración del festival cultural que se lleva a cabo en el Estado, lo cual consideró como una «señal positiva y muy buena».

«Cuando un pueblo tiene ese sentimiento de celebrar quiénes son y su arte y su cultura, es una cosa muy buena. Y eso, después de muchos años de que ya había ocurrido aquí en Tamaulipas, se está viendo aquí en Matamoros, en Reynosa, en Laredo y en los lugares del estado, entonces le doy las gracias al gobernador por su liderazgo y por lo que está haciendo en todos esos asuntos», dijo.

En conferencia de prensa, el mandatario tamaulipeco expresó su disposición para atender situaciones de interés de ambas naciones en lo correspondiente a la seguridad y el flujo migratorio, así como a los proyectos de desarrollo, en particular en Matamoros, con el Puerto del Norte.

«Buscamos siempre como estar favoreciendo esta integración en la frontera de Texas y Tamaulipas en estos proyectos económicos de desarrollo regional y también en el aspecto de una mejor oportunidad de desarrollo humano y pues me da mucho gusto coincidir, seguir trabajando y alentando estos proyectos, que son muchos en la región de Matamoros», mencionó.

Respecto al trabajo que se realiza en la frontera, Ken Salazar indicó que el objetivo del presidente Joe Biden es tratar de hacer una frontera que sea la más moderna y más segura de todo el mundo.

«Se necesita muchísima más atención de ambos lados de la frontera y trabajando muy de la mano con el gobernador desde Laredo, Nuevo Laredo, aquí a Brownsville, Matamoros, a los proyectos que tenemos con tecnología, con inversión, con los proyectos, estamos avanzando bastante, pero hay mucho, mucho trabajo que hacer, pero de eso hablamos de la realidad que tenemos, esa necesidad», puntualizó.

Sobre el tema migratorio, Ken Salazar aseguró que por primera vez ambos presidentes están trabajando para solucionar el problema como socios y lograr una solución regional, atendiendo el tema desde la raíz.

Asimismo destacó que esta es la sexta ocasión que visita Matamoros, pero ahora las condiciones de los migrantes son muy diferentes, gracias al esfuerzo del gobernador que ha impulsado nuevos albergues con mejores condiciones.

En la reunión también se contó con la presencia de Erika Zielke, cónsul general de Estados Unidos en Nuevo Laredo.