Miguel Ángel, mejor conocido como «Angie», narra cómo es que la cantante se convirtió en su segunda madre.

A través de una entrevista para el canal Ruido en la Red, de YouTube, Miguel Ángel Córdova Córdova, un joven de 36 años originario de Tabasco que vive en situación de calle en la Ciudad de México y que fue testigo del colapso en la estación Olivos de la Línea 12 del Metro, manda un mensaje muy especial a Ana Bárbara.

Y es que, «Angie», como lo llaman sus conocidos, conoció a la cantante en un jaripeo hace 20 años, cuando él radicaba en Monterrey, Nuevo León, pues desde los 6 años cumplidos se fue de su casa.

«Si me está viendo mi Altagracia, aquí sigo vivo, te dije que este loco no se raja», reveló con una gran sonrisa Miguel Ángel.

«A Altagracia la conocí en el jaripeo de Monterrey; a mi guapa, hermosa, grupera, Ana Bárbara… Fue mi gran amiga y donde quiera que estés, te amo chula», dedicó Miguel a la también compositora, a quien recuerda con gran cariño.

«Con ella viví experiencias muy hermosas, lo que no viví en su momento de niñez ella me lo dio y me lo recompensó a mis 16 años, con mucho respeto fue mi gran madre, después de la otra», explicó Miguel Ángel, sobreviviente del desplome de dos vagones en la línea dorada del Metro.