Cuando pareciera que Lenny Kravitz no nos puede sorprender más, el rockero se las ingenia para dejar boquiabiertos a sus fans que, luego de aplaudir su decisión de mantenerse en celibato, no dan crédito de la noticia de que el músico volvió a tierras mexicanas para colocar una de sus guitarras al Ángel de la Independencia, monumento que ya está rodeado de un sistema de audio completo, de acuerdo con las imágenes que compartió.

Hace un par de horas, el intérprete de “American woman” compartió un video, tomado desde Paseo de la Reforma, donde se encuentra el monumento a la Independencia, en el que aparece instalado un sistema de audio y, hasta el pináculo del Ángel, una de sus guitarras colgando de los hombros del mausoleo.

Lenny, con el misterio que lo caracteriza, escribió un corto mensaje que, a pesar de no decir mucho, tampoco dejaba lugar a dudas; se encuentra de visita en nuestro país.

PROMOCIONA SU DISCO

“Hola, México…”, escribió junto al hashtag “#BlueElectricLight“, como se titula su más reciente producción discográfica, la cual sigue promocionando desde su lanzamiento, en marzo pasado.

Desde que las visitas del músico, que recientemente cumplió 60 años, se han hecho frecuentes, sobre todo, en los sitios más inesperados, sus fans mexicanas y mexicanos han optado por bromear en las redes y enviarles docenas de comentarios en que, a propósito de su estancia en México, le extienden la invitación a que los visite en sus casas.

Oye Lenny, ya que andas por acá, pásate a la casa por unas cervecitas y carnita asada“.

“¿Ya vives aquí o qué?, ya te veo en los tacos de la esquina siempre“.

Lenny vamos a beber a Tepito“.

Estos son algunos de los comentarios que seguidores han escrito para Lenny, aunque hay también le hizo ver la sensibilidad de su actuar, pues colocó un instrumento musical en uno de los monumentos históricos más representativos de la capital.

Como mexicanos, no apreciamos este tipo de intervenciones a un monumento público, dedicado a la libertad, sobre todo, luego de las elecciones, estamos en medio de una ola cruenta, de secuestros y de corrupción. Este monumento significa para nosotros la libertad y el orgullo, no tomes nuestros monumentos públicos“.