Por José Gregorio Aguilar

Los directores de las escuelas de educación básica en Tamaulipas son los que decidirán, si un alumno con evidente atraso académico, repite el año escolar o toma clases para regularizar su aprendizaje.

       Mario Gómez Monroy, titular de la SET, dejó en claro que cualquier decisión que tomen los directores tiene que ser de común acuerdo con los padres de familia.

       Como se sabe, durante la estrategia Aprende en Casa, que se implementó como respuesta a la pandemia del Covid-19 que obligó a las autoridades a cerrar las puertas de las escuelas, se originó un considerable rezago educativo en todos los niveles.

       “Sin embargo, en el caso de aquellos niños que de plano casi no tuvieron contacto con sus maestros durante estos dos años de pandemia de Covid-19, pues no tiene caso que avance más porque regularizarlo sería muy difícil pero ya sería cuestión de decidirlo con los padres de familia”.

       Mario Gómez Monroy reiteró que las decisiones que tomen los directores de las diferentes escuelas para intentar recuperar el aprendizaje entre sus alumnos de ninguna manera son unilaterales, sino que deben ser resultado del diálogo con los papas de los niños.

       La SET está recomendando que se implementen programas remediales para aquellos niños que muestren rezago en el aprendizaje en  ciertas materias como matemáticas o comprensión de la lectura

       “Seguimos manejando lo mismo, ahorita la idea es que trabajen con programas remediales para los niños que vayan más atrasados y llevarlos al mismo nivel pero eso ya lo tendrá que decidir el director y platicarlo con los padres de familia”, concluyó.