Por José Gregorio Aguilar

El director de la primaria Raúl Echavarría de esta ciudad, Rolando Maldonado Hernández acusó que la supervisora de la zona escolar 181, María Imelda Ríos López, ha emprendido una campaña negra y de desprestigio en su contra, acusándolo de malos manejos en las escuelas en las que ha estado al frente, poniendo en contra a los padres de familia y creándole una falsa imagen que no corresponde a su persona.

Gracias a esas malas acciones, el pasado lunes, un grupo de paterfamilias cerró con candado las puertas de la Raúl Echavarría, aunque minutos después la Guardia Estatal las abrió, debido a que, manipulados por la mencionada supervisora, lo acusaron de malos manejos de recursos.

“Ella busca cualquier situación para crearme un problema en específico. Todo lo tengo registrado en bitácora inclusive en videos y lo estoy poniendo en conocimiento a mis autoridades superiores como SET Junta de conciliación y Arbitraje y Derechos Humanos”.

Debido a esta persecución orquestada por Imelda Ríos, el directivo ha tenido ya serios problemas de salud.

“Lo más grave de todo es que también afectó ya mi salud. El médico diagnosticó trastorno de ansiedad, el personal que tengo algunos don afines a ella me espían me observan algunos los he sorprendido filtrándole información”.

Lo anterior se debe, seguramente, a que Rolando Maldonado ha “descubierto”, anomalías e irregulares laborales que se están cometiendo, desde hace años, en algunas de las 18 primarias que pertenecen a la zona escolar 181, de la que ella es responsable.

“Hay anomalías en algunas de las escuelas, como es el caso de la primaria Pedro José Méndez yo le informé a ella por escrito que hay personal que no está trabajando y que su hermana lo está cubriendo, es un problema de hace 10 años y cuando yo salgo de esa escuela se suscita esa campaña negra en mi contra, me imagino una persecución política sindical interna”.

Otro caso es que en la Raúl Echavarría, donde actualmente es director, también se cometen movimientos irregulares autorizando permutas sin respetar los procesos establecidos en el USICAMM; pero también ha habido problemas en otras escuelas como la Gabriela Mistral, por lo que sí sería bueno que la supervisora rindiera cuentas de su desempeño.

“Llego a la escuela donde estoy actualmente descubro otro movimiento irregular, una permuta que habían ofrecido a una maestras lo cual consulto con mis autoridades superiores y me dicen que las permutas están canceladas todos los procesos los lleva el USICAMM”.

Por lo cual, Maldonado reiteró que la supervisora de la zona escolar 181 tendría que estar más preocupada por aclarar todas esas presuntas irregularidades que emprender una persecución en su contra.

“Creo hay muchas irregularidades laborales y debería estar preocupada por aclarar estas acusaciones que hacer una persecución en contra de mi persona. Ella debe rendir cuentas de esa información que circuló porque a todos los directores nos llegó, creo que sí nos quedó pendiente que nos informe, ella lo que hizo fue recaudar firmas para ver quienes estaban con ella y quienes no y de ahí empezó esa cacería para actuar en contra quienes no firmaron a favor de ella”