Ciudad Victoria.- Migrantes de varias nacionalidades centroamericanas que no han podido entrar a Estados Unidos, se quedaron a vivir en las ciudades fronterizas de Tamaulipas, donde ya trabajan e incluso, son dueños de pequeños negocios.

Román Bock, representantes de migrantes de Tamaulipas, dijo que aunque esperan que el gobierno de Joe Biden les permita la entrada, miles de migrantes se han integrado a la vida productiva de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Afirmó sin embargo que no se tiene un conteo oficial del número de extranjeros que se han quedado varados en la frontera, pero se advierte que son miles.

“Muchos de ellos contrario a lo que se decía están trabajando y ya tienen sus negocios, ya tenemos comida cubana en la frontera, y eso antes no se veía”, sostuvo.

Señaló que ahora viven en Tamaulipas un gran número de extranjeros originarios de Guatemala, Honduras, El Salvador, Venezuela, Cuba y de varios países africanos.

Además, indicó que nuestro Estado tiene a medio millón de tamaulipecos en el vecino estado de Texas, pero además miles de migrantes centroamericanos y de otros países llegan a la frontera con la intención de cruzar a Estados Unidos y muchos se quedan en la entidad.