Pese haber incumplido los principios básicos del Gobierno Federal de no mentir y no traicionar, funcionarios de la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez en Tamaulipas, siguen gozando de la impunidad de la justicia pese enfrentar denuncias penales en su contra.
Y es que personal de la dependencia federal, continúa bajo el yugo prepotente de NADIA LIZBEHT Ochoa Becerra, coordinadora del referido programa, quien no cesa en su actitud de recurrir a la agresión verbal contra sus subordinados.

Pese afrontar una demanda civil en su contra por agresión física y verbal, personal de distintas áreas denuncian que la funcionaria federal incorporada a la dependencia por el ex delegado de la SEBIEN Ramón Gómez Leal, aviva un día y otro también el ambiente hostil.
Por temor a represalias, señalan de manera anónima que la situación podría empeorar por el hecho de encubrir y permitir a Juan Carlos Azuara Hernández, jefe Administrativo, sobre quien también pesa una denuncia penal por acoso laboral.

Ante ello, solicitan de manera urgente en oficinas centrales de la dependencia federal atender y dar solución a la demanda generalizada del personal de la delegación estatal de Tamaulipas para que ambos funcionarios sean removidos de sus funciones.