Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, 22 de mayo.-El Congreso del Estado no tiene hasta ahora ninguna solicitud de préstamo ni del gobierno de Tamaulipas ni del municipio de Victoria para la construcción de la segunda línea del acueducto, cuyo costo se calcula en 1 mil 800 millones de pesos.

El diputado Isidro Vargas Fernández, presidente de la Comisión de Finanzas y Deuda Pública, dijo que es probable que después de las elecciones se pudiera solicitar el endeudamiento.

El legislador de Morena sostuvo que se espera la próxima liberación de una partida presupuestal del gobierno federal para iniciar la construcción.

Estableció que por ahora ni la Comapa, ni el municipio ni el gobierno estatal han solicitado autorización del Congreso para contratar un préstamo.

«Ahí tenemos entendido que se va a liberar un recurso federal al proyecto que seguramente será después de las elecciones, por la veda», dijo.

Vargas Fernández señaló que si se trata de un préstamo que se va a pagar en menos de un año, no se requiere la solicitud del Congreso.

«Si es a menos de un año pueden pedir un crédito comercial o una fuente de financiamiento a corto plazo sin que pase por Congreso», refirió.

El legislador dijo que existe un tope de endeudamiento que se  califica por parte  del Centro de Estudios de las Finanzas del Congreso y por una mesa técnica de la Secretaría de Finanzas.

Vargas Fernández consideró que un proyecto como gran alcance como la segunda línea del acueducto «requiere de recurso federal, de recursos estatales e incluso municipal  para que se acelere más rápido la conclusión del proyecto».