Por José Gregorio Aguilar

La secretaria del Medio Ambiente, Karina Lizeth Saldívar Lartigue, afirmó que los ciudadanos siguen siendo descuidados respecto al destino final de la basura y que persiste el problema de los escombros y llantas que se arrojan a basureros clandestinos.

“Sigue siendo problema fuerte en Tamaulipas el país y como en todo el mundo como ciudadanos del planeta somos muy descuidados y depende mucho en nuestros hogares poder hacer pequeñas acciones que a lo mejor cree uno que no son tan importantes pero eso nos ayuda “.

Entrevistada en el marco del Día de la Familia, afirmó que durante el año pasado se detectaron más de 2 mil tiraderos clandestinos con toda clase de basura, la cual a su vez contamina el medio ambiente y afea las ciudades.

Para reducir esta problemática se trabaja coordinadamente con los Municipios quienes son los responsables de la recolección de basura y de la limpieza de terrenos baldíos y de vialidades.

“De hecho durante la administración hemos estado se ubicaron más de 2 mil tiraderos clandestinos los cuales estamos también trabajando con los municipios porque mucho trabajo depende de los Ayuntamientos en cuestión de recolección de basura y al limpieza de los terrenos y de las vialidades

Un tema importante que la funcionaria destacó es el que tiene que ver con la contaminación del medio ambiente por el hecho de que la gente siga arrojando toda clase de desechos, llantas y escombros a ríos y ecosistemas en general.

Se refirió al tema de los escombros y el proyecto que la Seduma tiene para reutilizarlos y poder darles un destino final a esa clase de residuos.

“Estamos buscando también para una trituradora como de llantas pero de escombros para darle destino final o reutilización de escombros”.

Con los desechos de la construcción, añadió, también se podrían crear arrecifes artificiales, un tema que está en análisis en esta dependencia “se presentó una situación muy interesaste que vamos a analizar en cuanto a poder utilizar escombros de la construcción para crear estructuras que puedan ser sumergidas y podamos crear arrecifes artificiales siempre y cuando sea algo cuidado que los residuos no sean contaminantes o dañinos para los sistemas marinos”.

Con estas acciones, pero sobre todo la colaboración de los ciudadanos, se podrá reducir la contaminación “y nuestros ecosistemas se van recuperando también una parte importante de no contaminar es que no haya residuos por ejemplo en nuestros bosques o áreas naturales protegidas y que esto ocasiones incendios forestales. Que cuando las visitemos evitemos dejar basura tirada que pueda desencadenar un incendio”.