Por José Gregorio Aguilar

 En el mundo existen más de 750 mil delincuentes que en algún momento han buscado contactar a un niño, niña o adolescente con un propósito sexual, por lo que prevenir la violencia sexual en línea contra los niños es posible afirmó Rosario Alfaro Martínez, directora de la asociación civil Guardianes.

         Entrevistada por este medio de comunicación, la activista recordó que Guardianes previene el acoso y el abuso sexual contra menores, el cual se incrementó durante estos dos últimos años en los que el país vivió una pandemia de Covid-19 tiempo durante el cual se rompió la rutina y los menores tuvieron que pasar mucho tiempo en casa, muchas veces sin la supervisión de los papas o de adultos mayores, situación que los puso en riesgo ante los peligros que hay en las redes sociales.

         Por ello, la asociación civil lanzó el decálogo para mama y papa en la era digital; es una serie de recomendaciones que necesariamente se tienen que tomar en cuenta para prevenir riesgos para niños y adolescentes.

         En primer término, el Decálogo pide a los papás actualizar sus conocimientos en el uso de dispositivos que ponen en manos en los niños y adolescentes y explicarles la diferencia entre el mundo real y digital, sus alcances y sus consecuencias.

          Enseñarles a identificar la información personal y los datos que no deben compartir en línea, utilizar los controles parentales y de navegación y desactivar la localización en cada dispositivo, así como configurar la privacidad en cada red social son otras de las principales recomendaciones escritas en este Decálogo.

          Crear en familia reglas para el uso de los dispositivos, como horarios y tiempo de conexión, uso compartido de equipos y contraseñas, dar a niños la confianza necesaria para que cuenten cualquier situación desagradable o de riesgo que encuentren en la red como ciberbullying, o algún contacto por parte de extraños o chantajes

          El Decálogo concluye pidiéndole a padres de familia o tutores no adelantar la incursión de los niños en redes sociales porque su experiencia será mejor si esperan. Conocer los intereses y gustos específicos de sus hijos en juegos páginas y aplicaciones; revisar su historial de navegación y seguir sus redes sociales con el fin, no de espiar sino de evitar riesgos y malos ratos que quizá no puedan identificar, son otras de las recomendaciones que se están difundiendo para prevenir el acoso, la violencia o abuso sexual infantil que surge desde las redes sociales.

          Ninguna recomendación funcionará si ellos no se sienten atendidos y valorados y atendidos.