Las cifras de arrestos de migrantes indocumentados en la frontera común entre México y Estados Unidos durante el pasado año fiscal alcanzaron cifras nunca antes vistas, con un total de 1.7 millones de detenciones, según informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de la Unión Americana.

De acuerdo con información de la agencia gubernamental estadounidense, México fue la mayor fuente de migración irregular el año fiscal 2021, con más de 608 mil connacionales detenidos por agentes fronterizos.

Los haitianos, venezolanos, ecuatorianos, cubanos, brasileños y decenas de otras nacionalidades que no incluyen a los centroamericanos fueron catalogados como el segundo grupo más numeroso, con un total de 367 mil detenidos.

Migrantes centroamericanos, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, prosiguieron la lista con 309 mil detenciones, 279 mil y 96 mil, respectivamente.

Las cifras de la Oficina de Aduanas señalan que durante los primeros nueve meses de la administración del demócrata Joe Biden más de 1.3 millones de migrantes fueron puestos bajo custodia, a los que se incluyeron 192 mil del mes pasado.

De los 1.7 millones de migrantes detenidos, 61 por ciento fueron expulsados bajo el Título 42, implementado en el Gobierno del expresidente Donald Trump, que permite hacer ese tipo de expulsiones exprés bajo el argumento de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia.

La cifra incluye tanto a los migrantes arrestados por la Patrulla Fronteriza entre los puntos de entrada como a los que intentaron ingresar a Estados Unidos sin autorización en los puntos oficiales de entrada.

A lo largo de la frontera con México, los agentes fronterizos detuvieron en el año fiscal 2021 a 1.66 millones de migrantes. La cifra supera los 1.64 millones que fueron puestos bajo custodia en el 2000 en esa misma zona.

El sector de Río Grande fue el que más cruces tuvo, con 549 mil detenciones por parte de la Patrulla Fronteriza, seguido por el sector Del Río, con 259 mil.

Fue la zona de Del Río, colindante con Acuña, Coahuila, donde en septiembre 15 mil migrantes, en su mayoría haitianos, instalaron campamentos improvisados desde donde buscaron ingresar de forma irregular a Estados Unidos, acción que provocó el cierre del Puente Internacional.

Cabe recalcar que el Gobierno del presidente Biden busca restaurar el programa «Quédate en México» a partir del 8 de noviembre, fecha en que se acordó la reapertura de los cruces fronterizos no esenciales, implementado durante la pandemia por COVID-19.

En ese sentido, el titular del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, aseguró que el Gobierno de su país está negociando con México la vuelta del programa para que los solicitantes de asilo esperen del lado sur del Río Bravo la resolución a sus procesos.