Por: Osmar De Los Santos

Una vez más el sol volvió asomarse detrás de las olas del mar, la arena era campo de batalla y en la playa se encontraban los guerreros tocheros, convirtiendo sus manos en cañones y su brazos imanes para recepcionar balones, ¡sí!, una vez más se realizó la fiesta más grande de Tamaulipas, el Tochito Pesca Fest 2022.

El sábado 14 de mayo, la fiesta tochera volvía a la Pesca, como cada año, ahora en su sexta edición; caras nuevas y conocidas llegaban a la cita, tocheros de los diferentes municipios de Tamaulipas, jugadores de Nuevo León , CDMX, Coahuila y Veracruz eran los invitados a este “batallón”.

A las 8:00 horas daban inició los enfrentamientos, más de 1000 jugadores rompían el récord del torneo, que se encontraban en los 10 emparrillados trazados en la arena, dando su máximo esfuerzo, se observaban los ‘dribles’ y lances, pareciera jugar a los “policías y ladrones”, donde tu mano era la justicia y el flag el ladrón.

El amor fue un invitado sorpresa… corrían las 12:40 horas del sábado, se enfrentaba el Team Flash contra Sazos de Tampico, la jugada era con el corredor Cristian Beltrán González, que caía tendido en el suelo simulando una lesión, su novia corrió para ayudarlo llevándose la sorpresa que les marcaría su vida; ante la mirada de sus compañeros (cómplices de esta escena), Cristian se arrodillaba para proponer matrimonio. Alejandra Guerra no esperaba la petición, tomando su mano, brincaba y derramaba lagrimas, al decir un ¡Sí acepto!, afirmando unir el resto de sus vidas con un beso, demostrando que en el Tochito también se vive el amor dentro de esta guerra de flags y touchdowns, el encuentro continuó y se llevaron la victoria.

Los encuentros eran un mar de emociones, completar un pase y tus compañeros saltaban, aplaudían, gritaban desde la orilla, pero que te interceptaran, dolía como una puñalada y la cara de frustración era evidente.

Las familias también eran parte de este pasión, estando al borde de la línea pidiendo atención a los silbantes que solo levantaban la mirada y seguían en su trabajo como jueces de hierro.

En la noche paraba la guerra, y daba un paso a la fiesta “rompe hielo”, simulando la tregua, los tocheros se daban cita para dejar de lanzar balones, correr bajo el sol y disfrutar de la música y nuevas amistades, además de conocer a los nuevos Miss y Mister Tochito, en medio de luces, risas y diversión, Debany Gómez Mendoza y Gabriel Álvarez se llevaron los honores.

El domingo 15 de mayo, las batalla reiniciaba, con los cuartos de final se notaba el desgate de cada jugador, para los foráneos era difícil, era su primera vez jugar su deporte en playa, y el terreno tamaulipeco es bravo.

Cada encuentro se volvía mas ríspido, más reclamos, más gritos, más acción, era lógico, nadie quiere perder, y la única forma de besar la arena en señal de victoria era lanzándose por el ovoide para hacer una anotación.

Los quarterbacks parecían máquinas, exactos y precisos en sus pases, los receptores infalibles en cada recorrido. Los defensivos eran murallas y cada quién en su posición al estilo de ajedrez, defendiendo que nadie derrumbe a su “Rey”.

Los de casa no lograban dar la talla, muchos eran eliminados por los foráneos, unas Diablitas haciendo sus maldades, regios moldeando el certamen a su modo, la dinastía de victoria sería opacado por lo que fue en años pasados, dónde Raptors, All Blacks y compañía reinaban.

La premiación daba un giro diferente y al estilo americano, los dólares era la recompensa de dos días largos, de dar el 200 por ciento y sacrificar un fin de semana de fiesta o con la familia.

Con un cierre espectacular, se finalizó esta sexta edición que rompió récords, al tener 84 equipos inscritos, superando lo del año pasado. El apoyo de patrocinadores, del municipio, hacen que esta fiesta sea cada día más grande.

Diablitas de la Magdalena Contreras se llevó la femenil, Cuerudos de Monterrey la varonil y Pichirilos el mixto, sacando el pecho por Tamaulipas, la batalla terminó pueden ir en paz. El sol volvió a ocultarse pero pronto volverá a sonreír y escuchar el “Hit” y el “Down” una vez más, cuando regrese la séptima edición de la batalla tochera que más se disfruta en Tamaulipas.

Galería