Esto es lo que se sabe respecto sobre lo que pasaría con los pequeños Milan y Sasha tras la inesperada separación de sus padres.

La prensa española asegura que la cantante Shakira se mudaría a su misión en Miami para iniciar una nueva junto a sus hijos lejos de Barcelona, -lugar donde formó una familia junto a su ex pareja Gerard Piqué-, con quien sabe destacar que nunca se casó y por esta razón surge la duda sobre la custodia de los pequeños Milan y Sasha.

Sin ahondar sobre los detalles del futuro de sus hijos, Shakira y Piqué señalaron en el comunicado que emitieron para confirmar su separación que para ambos sus hijos son su prioridad. “lamentamos confirmar que nos estamos separando. Por el bienestar de nuestros niños, que son nuestra máxima prioridad, pedimos respeto a la privacidad”, se lee en aquel texto que provocó la reacción de sus fans, quienes no se esperaban la noticia de su ruptura.

De esta manera, le pusieron fin a su relación de casi 12 años, la cual nunca se convirtió en matrimonio, puesto que así lo prefirieron.

Por otro lado, existe la incógnita sobre qué pasará con los dos hijos que tienen en común. Milan de 9 años y Sasha de 7.

Según expertos en aspectos legales señalan que para que los niños cambien de residencia, “el juzgado se negaría al traslado por ser de Barcelona el último y (único) domicilio familiar, y el lugar en el cual además están escolarizados los niños”. Por lo que Shakira tendría que intentar acreditar su traslado por motivos laborales, además, podría alegar la imposibilidad de Piqué de ostentar la custodia exclusiva de sus hijos por ser incompatible con su horario laboral, dado que si el padre viaja con frecuencia, como en este caso ocurre con el futbolista, sería muy complicado estar junto a sus hijos.

De acuerdo con “El Español”, casi con toda la probabilidad, en un hipotético caso de enfrentamiento legal, el juez no permitiría que los niños dejen España y la única posibilidad para que la cantante se vaya a Miami con sus hijos es que ella y Piqué lleguen a un acuerdo amistoso y se establezca un régimen de visitas en común.