RELATO 1.-Se contabilizaron por cientos y siempre jugaron su papel como promotores del voto a favor de sus candidatos y penosa fue la espera para recibir una cantidad  modesta, pero bueno, aunque abundaron las promesas que los hacían asomarse a un futuro prometedor, que por lo pronto quedó borrado.

Iban y venían casa por casa para convencer al electorado sobre las cualidades de su abanderado, pero no, esta vez les falló el tiro y quedó el contrario en la Presidencia Municipal de Ciudad Victoria, Tamaulipas, por segunda ocasión bajo el color de Morena

Pero no se cansaban y a como diera lugar buscaban arrancar una sonrisa, un “si” para su candidato, sin embargo ahora ellos lucían un rostro de amargura, de desesperación, de decepción, porque sus jefes se escondieron y no les liquidaban la paga que previamente había sido acordada.

Eran solo 2 mil pesos por toda la jornada electoral que acaba de vivir Tamaulipas, muy poca cantidad comparada con los días de intenso calor, mal alimentados y soportando las malas caras y las leperadas de aquellos que aplaudían al contrario.

Fueron días agotadores, pero allí estaban en la calle, jugando, bromeando, suplicando para que su abanderado alcanzara la votación esperada, conforme al diseño que se ideó para ser coronado como presidente municipal de la capital de Tamaulipas.

Y ellos, -los promotores del voto- luego de casi un mes de la jornada electoral aquí, en la capital de Tamaulipas, ya recibieron sus dos mil pesotes, aunque está bien también decir que fueron apoyados por lo menos con gasolina, para que se desplazaran a los lugares indicados.

Dentro de lo positivo, es que ellos fueron ascendidos de rango, porque antes se les identificaba como “Los Padrinos”, lo que los hacía sentirse orgullosos, porque suena fantástico.

Y ahora se les ubicó como “Los Gerentes”, calificativo que les pareció mejor, porque no cualquier callejero ocupa ese sitio, desde el lado que se le quiera apreciar.

Y lo que más les dolió a “Los Gerentes” es que si ganaba su candidato los favores que merecían iban a ser suculentos desde la Presidencia Municipal, pero nada de nada, porque su abanderado cayó desde su propia altura.

Casi un mes y por fin les pagaron a los “Gerentes” de sección por parte del Comité Directivo Estatal del PAN, esto luego de que persiguieron a los que se encargaron del contrato. Ahora, hasta el número telefónico modificaron, para evitar que algunos pidan favores.

Así se las gastó el PAN y sus seguidores.

Quienes  aún no creen que el alcalde, que repite.

Es Eduardo Gattás Báez.

RELATO 2.- Vaya que ya le hacía falta una manota de gato a las instalaciones de la UAT y quien mejor que su actual rector, Dámaso Anaya Alvarado, para dar este paso, porque se puso en marcha un programa de infraestructura educativa producto de las propuestas que figuran en el Plan de Desarrollo Institucional 2024-2028.

Se trata de demandas de la comunidad universitaria y se van a atender, luego de que con base al diálogo se solicita a la autoridad de la UAT el mejoramiento de espacios de descanso, de recreación, de estudios académicos, obras que fueron detenidas por anteriores administraciones.

Según el rector, se va también a favor de mejorar el uso de la tecnología, las redes y las conexiones, para que la Universidad Autónoma de Tamaulipas luzca, como debe de ser.

Este mejoramiento de instalaciones universitarias se hará en las unidades de Tampico, Victoria, Mante y en la zona norte del estado, para darle una mejor cara a todo lo que tenga que ver con la UAT.

En poco tiempo, es mucho lo que el rector hace por la vida universitaria.

Y lo que viene, sin duda será mejor.

 

Correo electrónico: [email protected]