Me dedico desde que recuerdo a caminar por las calles de Victoria. Cada paso que doy es un viaje a otro mundo. Atrás queda el recuerdo pegostioso y el olvido.

Las calles me dan los recursos para seguir viviendo. Encuentro objetos, sonidos, espacios exclusivos de otros que veo de lejos, pero a la vez hay espacios pequeños y sin explorar que son de todos. Desde luego está el cielo que no alcanzo a ver en su totalidad con los ojos.

Vivo para ello. Aparte para comer realizo trabajos que ciertas personas necesitan: Pegó block, hago chistes en un microbús, escribo lo que después otros leen y hago un reporte de que sucede en la ciudad producto de la movilidad de la gente.

Conectado al suelo conozco las huellas de los más viejos y por su contundencia o su levedad calculo los años y el esfuerzo, las ganas y la condición social de cada uno de ellos. Sé por qué están esas piedras ahí y porque no las quitan. Conozco a quien las puso.

Como una bola de heno el tiempo es una bolsa que rueda con el viento por la calle, a donde irá con su incertidumbre, con el aire metido en los huesos.

Me instalo los audífonos y me desconecto, pateo una piedra, la piedra da en un bote, el bote golpea un poste y da con una señora, corro, corro por mi vida con la «ñora» detrás de mi hasta que despierto, desconecto mis auriculares y me pregunto. ¿Dónde ando?

Todo, o casi todo lo que me rodea es ciencia. El hombre construye sobre el mundo, sobre las calles hace otra. La ciudad que se desliza bajo mis pies tiene un aire de no sé qué, que no termino de saber.

Cuando oscurece, ese don de la naturaleza apaga mis ojos, luego un montón de estrellas artificiales los enciende. El parpadeo es un semáforo en un alto sin calles y voy celebrando sin prisa el transcurso de una noche sin luna, con su discurso de ausencia.

Con mi morral al hombro, con mis datos grabados en el cerebro y las cicatrices arqueológicas en el cuerpo, celebro el mes de septiembre, el día jueves muy temprano. Voy como el día hacia la tarde dormida en la montaña. Puedo descansar un rato en una plaza proletaria, dormir la mona cansado de nada.

Los árboles, abanicos inmensos, despachadores de aves, consumen el humo de mis narices y respiro el campo de batalla que ocupa mi naturaleza para continuar con vida. He sido el universo y la hormiga, la procedencia y el destino, el secreto a voces, las veces y las ocasiones perdidas, el libro dicho, y esta vez escribo.

Sobre la mesa donde se instala un diálogo digo una palabra. La palabra va y pega en un texto, el texto es leído por otra persona en voz alta, la persona que la escucha contesta, no sé lo que dije, lo he olvidado todo, se borró el cassette del sueño que tuve.

Tengo qué despertar pero no quiero, aunque en el fondo quiero. Tengo la seguridad de ya haber vivido esto de lo que un día estuve en contra, pero no traigo la misma ropa.

Establezco mi puesto de letras. Pongo en orden algunas ideas que desordenan otras. Tengo la tarea que nadie revisa, pensando así voy al salón de clases de una escuela sin censura. Supongo que saldré al recreo. Eso veo por la ventana grande de una biblioteca sin libros, de lectores sin dudas, de amorosos mensajes que me forman en la única fila.

Soy mi extranjero sin documentos, me revelo a ese sujeto, veo el bote de nuevo, el viejo puesto que despacha el señor que me vio golpear con él accidentalmente a la señora. Quiero correr de nuevo pero no puedo. Ni despertar he podido ahora que quiero, mientras la calle del jueves se resbala de los zapatos equivocados, como una señal de que sigo dormido.

TENGO OTROS DATOS

COORDINA GOBERNADOR AMÉRICO VILLARREAL ANAYA PREVENCIÓN ANTE LA TORMENTA TROPICAL «ALBERTO»

Encabeza el gobernador Américo Villarreal trabajos de prevención ante la llegada de la Tormenta Tropical “Alberto” desde la Mesa de Construcción para la Paz.

En conferencia virtual con los alcaldes de la costa tamaulipeca y con autoridades de la Sedena, Guardia Nacional, Estatal, Protección Civil, coordina los trabajos de prevención y protección a los habitantes que viven en zonas de riesgo.

El Gobernador hizo un llamado a la ciudadanía para que atienda las indicaciones de las autoridades y evitar desgracias.

El Gobernador informó que según el último reporte de Protección Civil de las 10:30am del día de hoy, este fenómeno estaría impactando la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira con abundantes lluvias en las próximas horas.

HASTA LUEGO