Lo que era al final un trámite nada más, al último se cumplió el capricho del bravucón presidencial, si del tal, Andrés Manuel López Obrador, al dejar en la silla a quien fue su marioneta desde hace mucho tiempo, hoy tendrá más poder, porque las dos cámaras; es decir de legisladores federales y senadores, estarán a su “merced”, por no decir “hincados” para lo que ordene la señora, Claudia Sheinbaum Pardo.

Esto quiere decir que tendrán en ambas cámaras en México, la mentada mayoría de calificada y harán lo que se les pegue en gana, no sólo con el pueblo, sino con lo más preciado que se tiene que es la Constitución de México, porque a no lograr, este predicador de México en sus seis años de su nefasto gobierno, aprobar sus reformas, le tocará a su” títere” hacerlo y si no me creen, para el baile vamos; es decir de esas 20 reformas constitucionales que dejó, este sujeto de marras de López Obrador.

Inclusive me atrevo a decir que esta “corcholata presidencial, habrá de dar la línea a sus diputados federales, ya que entran en funciones el primero de agosto, en tanto, ella, la tal, Claudia, ejercerá su mandado el primero de octubre, hay tiempo para que aprueben estás “desgraciadas” reformas constitucionales que quedaron pendientes.

Hoy se puede recordar aquellas palabras que le decían a López Obrador, que era un “peligro para México”, esto se consumará con la llegada de esta señora Claudia Sheinbaum, porque lo inició él, pero hoy su títere cumplirá su capricho, donde me atrevo a decir que seguiremos yéndonos al mentado“ despeñadero”.

Desde este humilde espacio, espero que antes de nombrar nuevas secretarías, piense en crear la de desaparecidos, la de feminicidios, de los desplazados, como la de los “humillados” por este gobierno federal de “cuarta” en México, independientemente de los miles de asesinados y secuestrados en este gobierno de este señor de apellidos, López Obrador.

Regresando a las cámaras de diputados federales y de senadores del país, al tener la mayoría calificada junto con sus partidos paleros o satélites como el Verde Ecologista y del Partido del Trabajo, habrán de hacer lo que quieran; sin embargo, se puede decir que es un logro, pero también estás mayorías calificadas, como absolutas, son fabuladas o extraordinarias, pero también las calificó como pestilentes y denigrantes.

Para un servidor no es que esta señora de tal ganara la presidencia de México, sino lo importante era tener las mayorías calificadas en ambas Cámaras del país, con el único objetivo hacer y de hacer, primero con la Constitución México y luego con el pueblo que es al final, quien paga los platos rotos de estás mayorías.

No hay que ir muy lejos aquí en Tamaulipas, el PRI por años mantuvo mayorías absolutas en el poder legislativo de Tamaulipas, luego lo hizo con sus partidos paleros como fue el Verde y Nueva Alianza, algunas veces el PRD y el PT, luego vino Acción Nacional con dos legislaturas la 63 y la 64, con mayorías absolutas, para luego tener una legislatura 65, donde al no haber, ni simples, ni absolutas, se convirtió en un verdadero circo, maroma y teatro.

Hoy con la nueva composición; es decir la próxima legislatura 66 de Tamaulipas, Morena y sus paleros, tendrán esa mayoría calificada, lo que pone de manifiesto que habrán de realizar reformas de toda índole, pero primero, quitando los decretos que dejó el ex gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García de Cabeza de Vaca, que les han sido un dolor de cabeza, para la fracción de Morena en actual Congreso del Estado.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected].