Tengo sospechas para pensar que ocurrió en todo el país; sin embargo si muy apenas puedo enterarme de lo que pasa en Tamaulipas….. ¡imagínese mi ignorancia «global!».

El caso es que revisando los datos de ganadores de la jornada electoral concurrente del dos de junio pasado, que fueron candidatos (as) de MORENA por sobre el resto de fuerzas partidistas, observé un factor común que los amarra y fortalece:

En su gran mayoría los ganadores fueron cercanos a algunos de los últimos seis gobernadores de Tamaulipas; ahora fueron electos a propuesta de MORENA cuando en el pasado fueron colaboradores de gobiernos priístas y panistas.

En Tula por ejemplo MORENA registró a un candidato que ya había sido alcalde pero por el PRI; según la prensa de esos años aciagos el ahora repetidor alcalde hizo históricos negocios con el correspondiente gobernador; entre 2011- 2016 y luego entre 2016 -2022 el PRI y el PAN se alternaron para esquilmar a los tultecos.

Suponemos que no es coincidencia que ahora MORENA haya registrado candidatos que antes fueron activistas sobre todo del PRI.

Desde el actual gobernador de Tamaulipas hasta directores de área en dependencias estatales menores, sobresalen servidores públicos con genes priístas.

Si usted amable lector se toma el tiempo suficiente para revisar la correspondiente información político-electoral regional, podrá identifica a los ciudadanos electos propuestos por MORENA, pero que su pasado es tricolor.

Desde Nuevo Laredo hasta Tampico, casi todos los candidatos de MORENA, aunque oculto por los pelos, pero tienen en el omóplato izquierdo el sello-fierro del PRI.

«Distinguidos» priístas que en el pasado fueron satanizados como pillos, ahora lograron colocar a sus hijos e hijas en los listados de ayuntamientos y registrados por MORENA en no pocos municipios.

Sin mas rodeos: MORENA, y no sólo en Tamaulipas por cierto, es un PRI fugaz; pero …..¿Qué tan fugaz?; en Tamaulipas…¿Para cuántos sexenios le gusta, amable lector?.

Si nos basamos a nivel de presidencia de la república y evaluando desapasionadamente los modos y formas que aplicaron para construir el triunfo de Claudia Sheinbaum Pardo, en honor a la verdad NO creo que les alcance para ganar la presidencia del siguiente sexenio.

Por eso le comento que MORENA es un PRI fugaz; pero si en la presidencia de la república ya repitió MORENA en el 2024 su triunfo electoral del 2018………..¿Para Tamaulipas en el 2028 está construyendo repetir su triunfo?.

De eso platicaremos mañana, DM.