Está frase, es más que clara y más porque están por concluir las campañas políticas en México, como en Tamaulipas, en el país porque se elegirá por desgracia a un presidente o presidenta, además de diputados y senadores federales, en tanto, en el Estado, se renovará el Congreso del Estado y las 43 alcaldías con qué cuenta la entidad.

Sin embargo, esta frase, donde las promesas de hoy, serán las mentiras del mañana, queda a “doc.” a todos los candidatos que andan en busca de “huesos políticos” para ruñir las arcas sean federales, estatales o municipales, debido a que buscan el “voto” para eso, para prometer y mañana, darles también atole con el dedo.

Las campañas políticas están por cerrarse, no sólo aquí en el Estado, sino en el país, como en esos nueve estados donde habrá elecciones de gobernador. Aquí, lo importante es ver cómo queda el gobierno federal, donde “la parca”; es decir, Claudia Sheinbaum Pardo, quien a sus vez, es la “títere” de López Obrador, dicen que lleva la ventaja, veremos el próximo dos de junio, además ella misma dijo que la elección era sólo un “trámite”.

Lo que sí es que se terminan las promesas; es decir las campañas políticas, para iniciar mañana las mentiras, palabras más, palabras menos. Lo que sí es que tienen; es decir, llevan un significado muy importante, porque desgraciadamente los políticos, estás palabras son su alma mater, no la Universidad, al menos la de Tamaulipas, que está en manos, de ya saben a quién, sino buscan el voto, para servirse o servir. Hay se la dejo de tarea.

Mientras las promesas de hoy, serán las mentiras del mañana, como aquí en la capital “feíta” dónde se tiene muchos meses o años de que se iniciaría la construcción de la segundo línea del acueducto y es fecha que no da inició, sólo ha sido “demagogia”. Por eso, estás palabras tienen un poder muy importante en la vida de los políticos, como de los partidos, al menos en Tamaulipas, como aquí en Victoria.

En estos meses de campaña donde los políticos a la presidencia de México, diputados y senadores federales, alcaldes y diputados locales, aquí en Tamaulipas, se desgarraron por ofrecer promeses, pero no saben que son las mentiras de mañana y si no me creen para el baile vamos, porque en el ámbito federal, como estatal y municipal, se está en el “despeñadero”, tal y como decía el “bravucón presidencial” de López Obrador es sus campañas políticas, antes de llegar al poder.

De este tipo de frases, como esta que escribo los mexicanos, por no decir los Tamaulipecos, estás más que cansados, por no decir que “hartos”, creo que las autoridades electorales, nacionales, como estatales deben de poner un freno a este tipo de palabras, porque cada vez que hay campañas políticas, salen a relucir un “bola” de promesas y que el día del mañana, serán mentiras.

Urque que haya un código para sancionar estas promesas que se hacen cada vez que hay elecciones, donde los candidatos a puestos de elección popular, no sólo gritan a los cuatro puntos cardinales, sino se desgreñan, al final las promesas, no sólo se las lleve el viento, sino, además, serán las mentiras de mañana.

Estás campañas se cierran este próximo miércoles, luego existe un estate quieto, hasta el día dos de junio, donde será la verdadera encuesta, las que salieron durante el proceso electoral, son de quien las paga, este día será el decisivo, si queremos un cambio verdadero o seguiremos en el “despeñadero” como hasta hoy se vive en México.

Antes, veremos cierres de campaña, donde manejan miles de miles como aquí en Victoria, donde un candidato a un puesto de elección popular, decía que se había quedado vació el municipio de Victoria. Por eso, las promesas de hoy, serán las mentiras de mañana.

Por hoy es todo,

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected].