RELATO 1. La franja  sur de Tamaulipas acapara fuertemente la atención tras el proceso electoral que vivió nuestra entidad, al grado de que se habla ya de que habrá cambios en la administración de Américo Villarreal Anaya, para reconocer el sacrificio y mano fuerte de personajes que en su tiempo fueron imponentes políticos que dieron todo y ahora tienen para más.

Poco me acerco a Palacio de Gobierno, pero a veces de casualidad soy testigo de los comentarios que abundan por ese lugar, donde voces extrañas miman y también destrozan las reputaciones de quienes jugaron un papel importante en estos comicios en los que Morena pulverizó a los otros partidos que jugaron en la contienda.

Sin aportar apellidos, porque no se vale, los rumores se enfocan en el papel que jugó un amigo de todos, que se llama Toño, a quien ya colocan en la Secretaría General de Gobierno de Tamaulipas, porque gracias a él los morenos resultaron triunfadores en Madero, Altamira y, Tampico, este último, donde la hermana del gobernador se ubicó con un 51 por ciento, muy por encima  de sus contrincantes.

En Altamira y Madero, el porcentaje que alcanzaron fue de un 70 por ciento y un 51.5 por ciento respectivamente, lo que significa que el puño de Toño –un político muy amigo de la prensa- fue potente e hizo crecer a los morenos.

Toño, quien lució como político en el pasado y como funcionario público de primer nivel, desapareció por algunos años y la última ocasión que se le vio junto con su familia fue sentado en la sala de espera de la Central de Autobuses de Monterrey, Nuevo León, para viajar a algún lugar.

Un amigo lo saludó y le dijo que él hacía falta en la vida política de Tamaulipas, y Toño solo sonrió y le apretó la mano.

Yo la última vez que lo vi fue de lejos en un centro comercial de ciudad Victoria, ubicado frente a la Casa de Gobierno, donde abordó un vehículo y sacó la mano para saludarme y recordar viejos y buenos tiempos,

El, Toño, es muy cuate de las autoridades de Comunicación Social del Gobierno de Tamaulipas, y, cómo no, si es dueño de ese don de caer bien y hacer química de inmediato con quien tiene enfrente.

Y otro nombre que suena fuerte, es el de Javier, quien se desarrolló en áreas como seguridad pública y la educativa y desapareció de la noche a la mañana.

El, Javier, también metió mano en el proceso electoral reciente y colaboró para que Morena y los suyos hicieran un buen papel y hoy se sientan bien “avionados”, porque ganaron.

Ojalá que los amantes del rumor no se equivoquen, porque esos dos personajes, además de algunos que ya tengo ya en la lista, deben de ser rescatados del corral de la ignominia, porque valen mucho y es lo que Tamaulipas, necesita ahora.

Se vale, que ya se crucen apuestas.

RELATO 2.-Quien anda imparable, no se queda quieto, es el Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Dámaso Anaya Alvarado, pues tuvo una agenda semanal muy completa y con actividades que ya circulan en numerosos medios de comunicación que son analizadas por los universitarios y por la ciudadanía.

Inició la semana pasada con la ceremonia de honores a la bandera  que presidió aquí el Gobernador Américo Villarreal Anaya, con quien horas después se reunió para aportar la capacidad de la UAT con investigaciones para que se hagan esfuerzos para solucionar la crisis hídrica que vive el sur de Tamaulipas.

También, encabezó una reunión para la evaluación del adelanto académico en el colegio de directores de Mante a fin de evaluar la excelencia académica.

Pero eso no es todo, porque también en Mante tuvo un encuentro con autoridades de la Sedena, para que mediante acciones se garanticen los espacios educativos armoniosos.

Y además festejó a la generación de enfermeras y enfermeros de Ciudad Victoria y posteriormente repartió 102 cheques a los hijos de trabajadores de la UAT, que se han caracterizado por su excelente preparación académica.

Pero también se reunió con estudiantes de posgrado de la facultad de comercio, nada menos para buscar un espacio para que se desarrollen más en universidades de México y el extranjero.

Así, o no es suficiente.

 

Correo electrónico: [email protected]