La vertiginosa carrera de Dámaso Leonardo Anaya Alvarado hasta encaramarse en la rectoría de la Universidad Autónoma de Tamaulipas llenó de asombro a los más conspicuos analistas de la información. Algunos siguen pasmados por la llegada casi sin obstáculos del médico veterinario zootecnista cuyos operadores políticos desactivaron a la principal disidencia representada por la exdiputada socialista Luisa Álvarez Cervantes a quien saludo con el afecto de siempre porque me enteré que en estos días está dedicada a cuidar su salud. En la llegada de DLAA a la cúpula de la máxima casa de estudios de la entidad han jugado un papel destacado el abogado General José Carlos Mora García y Marco Antonio Batarse Contreras, ambos con larga experiencia en el quehacer público que se distinguen por sus servicios al Estado sin importar los colores del gobernador o del rector en turno. Por ahora están en el laberinto de Dámaso.

Ya he afirmado y lo reitero que JCMG cuenta con una formación integral porque lo mismo ha trabajado en la procuración de justicia, en la gobernanza y en el campo cultural ya que fue director del Museo Regional de Historia de Tamaulipas. Originario de El Mante, el Abogado General cuenta con un doctorado en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de México (es experto en la Revolución Mexicana). Aparte de conocerlo desde hace décadas, el doctor Mora García fue mi profesor en el doctorado que cursé en el Colegio de Tamaulipas. El caso de MABC es distinto ya que carece de prendas académicas, sin embargo, ha colaborado con personajes como el exgobernador Américo Villarreal Anaya, de quien fue secretario privado; también trabajó con Manuel Cristóbal Montiel Govea quien lo trajo a la UAT donde se ha desempeñado en las áreas de Comunicación y Administración. Ambos funcionarios del gabinete de DLAA sirvieron a diferentes administraciones al igual que otros como veremos a continuación.

El rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas entregó nombramientos a titulares de las secretarías que conformarán su gabinete en la administración de esta casa de estudios para el periodo rectoral 2024-2028. Al presidir la Segunda Reunión del Colegio de Directores en el Campus Victoria, Dámaso Anaya señaló que los nombramientos obedecen al orden administrativo de la UAT y son importantes para dar continuidad a su proyecto de trabajo al frente de la institución. Durante la sesión realizada en el Centro de Gestión del Conocimiento del Campus Victoria, el rector designó en la Secretaría General a Eduardo Arvizu Sánchez (“dueño” de Arquitectura), en la Secretaría Académica a Rosa Issel Acosta González (Cabeza de Vaca la trajo de Reynosa) y en la Secretaría de Administración a Marco Antonio Batarse Contreras. De Batarse he dado a conocer parte de su perfil pero advierto que se seguirá hablando mucho de él en las próximas semanas pues su fama creció desde que las feministas lo colocaron en sus tendederos.

EN LA SECRETARÍA de Finanzas designó a Eduardo García Fuentes (no lo conozco), en la Secretaría de Investigación y Posgrado a Fernando Leal Ríos (experimentado exfuncionario de la Facultad de Ingeniería y Ciencias), en la Secretaría de Gestión Escolar a Alma Amalia Hernández Ilizaliturri, en la Secretaría de Vinculación a Rogelio de Jesús Ramírez Flores (tampoco los conozco) y en la Secretaría de Comunicación y Difusión a Manuel Mario Aguilar González, (le conozco muy bien, fue mi compañero de maestría hace cerca de veinte años; trabajó en el sector educativo con Antonio Martínez Torres, ha sido funcionario en diversas gestiones de alcaldes priistas en Victoria, trabajó intensamente en la campaña del gobernador Américo Villarreal Anaya; aunque es egresado de la UAT, es un recién llegado a la institución. Recibió el encargo universitario cuando se desempeñaba como cercano colaborador del veterano periodista Francisco Cuéllar Cardona, vocero de la 4T en Tamaulipas.

Dámaso Anaya agradeció la presencia de los directores de las escuelas, unidades académicas y facultades de la UAT, y resaltó los avances en áreas como la academia, vinculación y servicios escolares, que tienen como propósito ofrecer mejores herramientas a estudiantes y docentes. Asimismo, reconoció el esfuerzo de directoras y directores en este trabajo colegiado que busca estructurar y poner en marcha proyectos importantes para el desarrollo de la UAT, subrayando que, en labor de equipo, se va a transitar a la excelencia educativa. Apuntó que se preparan modificaciones en los sistemas administrativos y académicos de la UAT, a fin de ofrecer mejores servicios escolares a los estudiantes. Indicó que también se busca hacer de la UAT un ente más eficiente en el tema financiero y señaló que en materia de vinculación se buscará integrar proyectos con diferentes sectores de la sociedad, además de fortalecer los programas como el intercambio académico con universidades nacionales y extranjeras.

Con la presencia de Francisco Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, se llevó a cabo en esta capital la primera reunión del Espacio Común de la Educación Superior 2024, que tuvo como sede a la Universidad Autónoma de Tamaulipas. El rector, dio la bienvenida a titulares y representantes de alrededor de sesenta instituciones de educación superior públicas y privadas de todo el estado, quienes participaron en este encuentro que busca, mediante el diálogo y el acercamiento entre los miembros de este espacio de colaboración educativa, el fortalecimiento de la educación superior. Correspondió a la titular de la secretaria de Educación de Tamaulipas clausurar los trabajos del evento en donde participaron universidades tecnológicas, politécnicas, institutos tecnológicos, escuelas de educación normal, entre otras instituciones y organismos.

EN LA REUNIÓN DEL ECOES, celebrada en la Biblioteca Central de la UAT Campus Victoria, el Luciano Concheiro Bórquez agradeció al rector por la disposición de celebrar en sus instalaciones este encuentro que, dijo, representa un ejercicio de trabajo conjunto de radiografía general del sistema educativo de investigación y de difusión de la cultura desde la educación superior. El subsecretario de Educación Superior puntualizó la necesidad de profundizar en los escenarios futuros acerca de los temas que más apremian y que se hace necesario construir para este sector, luego de abordar de manera amplia conceptos como la cobertura, absorción de estudiantes de educación media superior, tasas de deserción, titulación, demanda del mercado aboral, crecimiento de la matrícula, entre otros. “Asistimos a un ejercicio que procura hacer radiografía de lo que venimos trabajando. Necesitamos dar el siguiente paso urgente. Una prospectiva de profundizar en los escenarios de futuro que se nos presentan y que tenemos que hacer para empujar fuerte”, añadió Luciano Concheiro.

En su oportunidad, el rector Dámaso Anaya presentó la visión que estará impulsando en la UAT, bajo los principios de colaboración y desarrollo de nuestro estado y nuestro país. “Una visión que nos permitirá abonar en la formación integral de nuestros estudiantes con un enfoque humanista, de transformación y de excelencia académica”. Agradeció a Leonardo Concheiro por la apertura de este trabajo del ECOES, así como a las instituciones que son miembros de este importante organismo. “La UAT siempre será su casa, trabajemos siempre con las puertas abiertas para ustedes, y de la mano con el Gobierno del Estado continuaremos avanzando para lograr la trasformación de la educación superior en Tamaulipas”, concluyó el rector. El ECOES es una instancia creada para enriquecer la formación de los profesionales. Entre sus tareas se encuentran la movilidad de estudiantes y profesores, la armonización de planes y programas de estudio, el fortalecimiento de áreas estratégicas y su fórmula como promotora de los beneficios a otras instituciones de educación superior públicas del país.

Debo comentar que conocí a los hermanos Concheiro Bórquez (Elvira, Juan Luis y Francisco Luciano) en los congresos nacionales del Partido Comunista Mexicano. Los tres tienen una sólida formación académica en instituciones públicas ya que en los años setenta los ricos y los hijos de encumbrados funcionarios federales estudiaban en la UNAM. Elvira Concheiro es la actual Tesorera de la Federación; ignoro dónde labora Juan Luis Concheiro pero Luciano Concheiro estuvo hace días en esta capital en su calidad de Subsecretario de Educación Superior. Cuando estaban en la juventud Comunista Elvira era la novia de Pablo Gómez Álvarez (exdiputado y actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera; a los hermanos Juan Luis y Luciano Concheiro les decían los cuñados fresas de Pablo Gómez. A pesar de ser descendientes de una de las familias más acaudaladas de la Ciudad de México, los hermanos Concheiro Bórquez se mantuvieron en la izquierda desde el PCM, PSUM, PMS, PRD y en MoReNa.

Correo: [email protected]