Pese a que no arrasó en urnas de este pasado dos de junio, como sus seguidores y aduladores decían, el todavía candidato de “cuarta” a reelegirse en la presidencia municipal de Victoria; es decir el señor Gattás, habrá de impugnar las elecciones, ya que una inmensa mayoría de victorenses, simplemente le dieron la espalda en estas votaciones constitucionales.

Sin embargo, la diferencia es de 205 votos, pero se habrán de abrir los paquetes electorales, pese a que estos fueron firmados por los representantes de cada uno de los partidos; es decir de quienes estuvieron presentes en las casillas el día de la jornada electoral.

Esto indica que lo que no se ganó con el voto, el señor candidato de cuarta lo quiere ganar en la mesa, pese a que sufragaron en contra de él y que esa diferencia de votos, le favorece a otro candidato que es Oscar Almaraz Smer de la coalición PAN-PRI aquí en la capital “feíta” del Estado de Tamaulipas.

Veremos a partir de hoy miércoles la apertura de estos paquetes del municipio de Victoria, donde muchas veces en vez de ayudar, se hunden más. Esto quedará ahora en manos de las autoridades electorales, pero lo que sí, se demuestra que es un pataleo nada más de Gattás.

Ni las obras que según hizo, ni las encuestas pagadas que mandó hacer en redes sociales y demás, le sirvieron de nada, porque la verdadera encuesta, señor Gattás, es la que se realizó este dos de junio y donde usted supo que varias colonias no lo recibieron en sus casas, además, pongo de ejemplo que en la Ampliación “Libertad” brilló por sus luces, eso sí, envió unos “sequitos” hacer una encuesta, luego de que un día antes, había pasado por este lugar, Oscar Almaraz Smer.

Así sucedió en muchos lugares, por eso, lo que está haciendo este candidato de cuarta, es sólo patadas de ahogado y como lo escribo busca ganar en la mesa, lo que no hizo con el voto y que las encuestas y sus aduladores le daban una ventaja casi absoluta, antes de someterse al voto.

Como también se dice en las urnas le taparon el ojo al macho, ya que ni lo relacionado al acueducto lo hizo ganar en las casillas electorales, esto quiere decir que su trabajo como edil de cuarta, no sirvió y que como autoridad municipal, lo considero un “violador serial” pero de la Constitución de México, tanto en el artículo 115 y cuarto de esta Carta Magna del país, espero que en sus clases de derecho sepa a qué se refieren estas normas.

El impugnar la elección, sin duda es un pataleo de este señor Gattás, quien circula por las calles ruines de Victoria con unidad blindada, guaruras y demás fechorías que según le dio el pueblo en las elecciones pasadas. Hoy da patadas de ahogado, porque busca abrir los paquetes electorales con el objetivo de ganar y así seguir viviendo del erario municipal, debido a que dentro del PRI lo vivió como regidor que fue y hasta ahí, hoy como edil de cuarta se siente un señor “feudal”.

Lo que sí es que la moneda está en el aire, donde las autoridades electorales deberán de defender en esa mesa el voto de los miles de ciudadanos que salieron a votar este dos de junio, aquí en el municipio de Victoria y que este Gattás, no arrasó como se decía con anterioridad al proceso electoral, hoy pende de un hilo, seguir “sangrando” las arcas municipales.

Sin duda el no haber ganado este señor Gattás en las urnas, es el reflejo de que su gobierno de cuarta no le ayudó arrasar en las urnas, sino y pese a que la diferencia es poca, no deja de ser una “bofetada” a su ego personal y su vida de feudal que lleva, luego de no haber tenido nada, sólo una denuncia de hace tiempo y que ustedes saben a qué me refiero y todavía quiere reelegirse.

“Qué Vergüenza”

Y se quejaba del ex gobernador Cabeza de Vaca que era un delincuente.

Y uno se pregunta, ¿entonces qué fue Gattás?

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected].