SEÑALES

Ahora que, todo está ganado.

Y, nada impide. Llegar a tambor batiente en la 66 legislatura estatal.

Hay algunas señales.

La bancada del PT la quiere presidir Isidro Vargas.

¿Su pronóstico? Encabezar 4 diputados que ganaron distritos e ir por 1 plurinominal.

El PVEM, también gano 4 distritos, podría tener una pluri.

Morena gano 13 distritos de 14 candidaturas que siglo.

Algunos diputados consideran que les tocarían 4 pluris a la 4T.

Sí, va así. Faltarían por repartir 8 plurinominales.

Si el PRI y MC, que no ganaron ni un distrito, van por una pluri.

Quedarían 6 pluris. Se desconoce si el PAN se las lleve con solo 1 distrito ganado.

El 30 de junio, será la última sesión ordinaria.

Y entra la permanente.

Que convocará a la primera sesión extraordinaria el domingo 7 de julio.

Por la Iniciativa presentada por AVA al Congreso Estatal, que fue aprobada.

Quedando autorizada la Comisión Especial para la Conmemoración del Bicentenario de la Constitución Política estatal.

O, el Congreso Constituyente tamaulipeco, instalado el 7 de julio de 1824 en la Villa de Padilla, entonces Capital del estado.

En Padilla, sesionará la 65 Legislatura en la Antigua Casa de Gobierno del Estado de las Tamaulipas.

Presidirá la sesión solemne la Diputada Úrsula Salazar Mojica, de secretarios Linda Mireya González Zúñiga y Félix García Aguiar, de suplentes Gustavo Cárdenas Gutiérrez y Edgar Melhem Salinas.

Y seguramente estarán ahí el diputado federal Pepe Braña que se reincorporo a la 65.

Trasciende que quién regresa a la 65 es el alcalde electo de Matamoros Beto Granados.

Pero muchos esperan ver señales del gobernador.

En el bicentenario del Congreso.

Porque ganado todo.

Falta la definición de quién encabeza la 66 legislatura.

De los que ganaron la reelección.

Suenan, Úrsula, Zertuche, Prieto, Deandar o Elhiphalet.

LA NOMENCLATURA

NORMA PIÑA QUIERE NUEVA CORTE EN MARZO DEL 2025

La histórica.

Primera Presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Norma Piña.

Le entro de frente.

Al mandato de las urnas.

Que eligieron a Claudia Sheinbaum.

En el foro de los diputados federales.

No se anduvo por las ramas.

Que hay 300 vacantes de jueces.

Y que hay que nombrarlos.

O, siguiendo el mandato de las urnas.

Que sean electos.

Propuso que en marzo del 2025.

Y, marzo le gusto.

Para que los actuales 11 ministros de la Suprema Corte.

Incluyéndola. Digan adiós.

Y se elijan los 9 ministros.

De la nueva Suprema Corte de Justicia de la Nación.

También en marzo del 2025.

No se opone.

Pero propone.

Que los aspirantes.

Cuenten con las acreditaciones para cumplir como magistrados.

Y, no sea como muchos creían.

Cualquier mexicano o mexicana.

Sin conocimientos de leyes.

Norma Piña.

No se anduvo con rodeos.

Pero si pidió reglas claras para postular aspirantes.

En septiembre se sabrá que aprueba 4T y aliados en San Lázaro.

Pero si en marzo de 2025 se lleva la primera elección de 300 jueces.

Y, los 9 ministros de la SCJN.

Se estaría a 9 meses de que se concrete la Reforma Judicial.

Con un agregado.

No solo basta su aprobación en el Congreso Federal.

Pasaría por al menos 17 congresos estatales para su aprobación.

Es decir, ni prendiendo la vaporera.

O, aplicando la aplanadora moronga.

Sería al tronido de dedos la renovación de la Suprema Corte.

Pues faltaría también.

Cómo organizaría el INE la elección.

O, sí es el INE.

Porque también lo quieren desaparecer.

[email protected]