Por José Gregorio Aguilar

El presidente de la Sociedad de Propietarios de Estaciones de Servicio Meta C-40, Manuel Corcuera Canseco afirmó que las ventas del combustible han bajado hasta un 20 por ciento en los últimos tres años y aunque esa disminución obedece a varios factores, el hecho de que haya una sobre oferta del producto es uno de los principales motivos por los cuales ha bajado el consumo urbano.

“Las ventas arrancaron flojas en todo el sector. Durante la Semana Santa hubo una baja notable en el consumo urbano puesto que la gente salió ya cumplidos tres años del inicio de la pandemia”.

En su apreciación, durante y tras la pandemia, en Victoria como en otros lugares se puso de moda el trabajo en casa y/o la gente recurrió a otros esquemas de movilidad, de tal suerte que eso contribuyó a que disminuyera el consumo por parte de los clientes.

El comportamiento del consumidor ha cambiado, subrayó, sin embargo, las bajas ventas del combustible también tiene que ver con la apertura de más estaciones de servicio en una ciudad pequeña como Victoria y en donde de por sí ya hay exceso de gasolineras.

Además de las 59 estaciones de servicio que actualmente satisfacen la demanda de combustible en la capital del Estado, hay unas cuatro más que están a punto de arrancar, confirmó el empresario victorense.

Sin embargo, para tener una idea más clara de lo que se está hablando, citó que en Tamaulipas hay 561 permisos vigentes, lo cual da una proporción de una estación de servicio por cada 6 mil 288 habitantes, mientras que en Nuevo León es una gasolinera por cada 8 mil 287 personas; en Oaxaca una por cada 15 mil 600 habitantes; en estado de México, una por cada 14 mil 600 habitantes; en Chiapas una por cada 17 mil 600 habitantes mientras que en la CDMX hay una estación de servicio por cada 24 mil 173 habitantes.

“Esa es una proporción ideal para nosotros, estar en una a lo mejor estar en una situación de que haya una estación por cada 10 mil habitantes seria buen escenario de mercado para nosotros; si seguimos bajando de esos 6 mil 200, somos de los más bajos, de hecho el más bajo es Baja California Sur donde tienen una estación por cada 4 mil 500 pues ya estaríamos tocando números muy bajos en ese respecto”.