Por José Gregorio Aguilar

La Unión Campesina Democrática (UCD) no descarta que cuando concluya el proceso para la regularización de autos extranjeros usados que circulan por territorio estatal, en el mes de septiembre, las autoridades federales ordenen un decomiso de aquellas unidades que por cualquier razón quedaron fuera de este programa de legalización vehicular.

Como se sabe, muchos vehículos no entran en este beneficio, además, también es una realidad que todos los días siguen ingresando los llamado chocolate al país y al Estado, de manera que el problema continuará porque el Decreto no atacó al problema de raíz.

Es por eso que la dirigencia de la UCD en Tamaulipas, representada por Jorge Sobrevilla, se mantiene a la expectativa para enfrentar un posible decomiso  ya que según dijo el escenario es complicado debido a que al Decreto quedó incompleto y todo puede pasar.

“Después de que pase ya el proceso de legalización vamos a hacer algún movimiento o algo por si tienen la intención de quitar los vehículos americanos porque no sería justo que hicieran eso”.

Mencionó que hasta ahora ningún afiliado a la organización ha sido molestado debido, precisamente, a que está en marcha el proceso de regularización pero insistió en que cuando éste concluya,  la situación será otra y se podría ordenar un decomiso; si eso ocurre la UCD será la primera en efectuar acciones de protesta y movilizaciones, adelantó.

“El gobierno federal puede meter su cuchara y ordenarlo pero no sería conveniente que lo hiciera, sin embargo tenemos que estar al pendiente de que no se moleste a los afiliados a la UCD y si es así pues para defenderlos”.