Por José Gregorio Aguilar

El consumo de drogas entre jóvenes de media superior ha disminuido alrededor de un 30 por ciento, opinó Guadalupe Acosta Villarreal.

Sin embargo, aclaró que se trata de una percepción, ya que no cuenta con cifras o estadísticas para asegurar que, efectivamente, es real esa disminución.

«No creo que se haya incrementado, siento que bajamos un poquito el tema, para hacer una aseveración pues habría que hacer un análisis más profundo para poder tener datos muy claros».

Esto, a pesar de que hace poco más de dos semanas algunos estudiantes de la preparatoria 2 “Aniceto Villanueva” de ciudad Victoria, ingresaron drogas y vapeadores.

El subsecretario de Media Superior y Superior sostuvo que se trabaja permanentemente en la prevención de adicciones a través de una campaña denominada «si te drogas te dañas» la cual ha sido de gran apoyo para los jóvenes ya que se tiene un acercamiento directo con los alumnos.

«Es un tema complicado, de muchas aristas sin embargo estamos permanentemente en esa campaña con los estudiantes de media superior sobre todo que es donde vemos puntos complicados pero estamos trabajando con los alumnos y en algunos momentos con los padres de familia».

Sin embargo Acosta Villarreal reiteró que la percepción que se tiene es que el problema va a la baja pues aceptó que no cuenta con estadísticas para afirmar que así sea.

En este sentido, dijo que las pastillas y la marihuana son dos de las drogas de mayor consumo entre los jóvenes aún menores de edad.

«Los que son por pastillas, un poco marihuana son las más fuertes ahí en el tema. La percepción que tenemos es que ha disminuido porque el reflejo de la problemática en las instituciones ha bajado en ese sentido, ha disminuido un 20 o 30 por ciento. No tenemos números es más cualitativo el tema que cuantitativo» recalcó.

Finalmente, en el tema de la llamada operación mochila, para detectar posible ingresos de sustancias prohibidas a los planteles, el funcionario afirmó que no hay instrucciones para instrumentarla de manera generalizada en las escuelas públicas, solo algunas lo llevan a cabo pero siempre de manera consensuada con los padres de familia.