El Partido del Trabajo (PT) aseguró que en Tamaulipas no existen condiciones de equidad, ni se cuenta con garantías de elecciones libres y auténticas para las elecciones del 2015, tanto en materia de equidad, como de seguridad.

Sin embargo, representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sostuvo que lo que falta es competitividad partidista y añadió que en materia de seguridad no hay focos rojos.

Mediante un comunicado, representantes del PT ante el Instituto Nacional Electoral (INE) indicó que en su partido tienen dudas fundadas que la reforma constitucional y legal en materia político-electoral sea el inicio de una nueva era en la vida democrática del país.

El boletín informa que «los partidos hegemónicos» trabajaron para reformar el sistema jurídico electoral a su modo, a su conveniencia y a sus intereses. Aunado a lo anterior, indican que la situación de inseguridad sigue presente y afecta a los habitantes de diversas localidades del estado, sin que se perciba que ese flagelo pueda superarse en breve; esto aun ponderando las medidas que las autoridades de seguridad pública de los tres órdenes de gobierno han venido implementando en Tamaulipas.

Por su parte, el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Ramiro Ramos Salinas afirmó que se requiere para que haya una contienda participativa es una verdadera competitividad entre los partidos, haciendo campañas de altura. Rechazó que las reformas políticas sean a modo para favorecer a los llamados partidos grandes y que por el contrario, con las modificaciones a la ley electoral, habrá micho mayor equidad e igualdad de condiciones en beneficio de la democracia y de la propia ciudadanía. En cuanto a la seguridad, Ramos Salinas negó que existan focos rojos y prueba de ello fueron las elecciones locales del 2013, en donde aseguró, no se presentó ningún incidente que pusiera en riesgo el proceso electoral.

En tanto, Movimiento Ciudadano aseguró que para el presente proceso electoral el escenario de la democracia está en desventaja, no obstante, ellos como partido, se pondrán de lado de la gente que hoy se ha vuelto más crítica y plural. Indicó que algunos actores políticos, no quieren que la democracia electoral sea una contienda entre los mejores mexicanos y sus causas; quieren que la contienda sea entre quién tiene más recursos y es capaz de desacreditar a su adversario con mayor rapidez y efectividad.