Alberto Serna

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) ha tomado la decisión de clausurar definitivamente dos clínicas privadas en Tamaulipas debido a graves anomalías y la falta de los permisos adecuados para su funcionamiento legal.

El Comisionado Estatal, Alberto Moctezuma Castillo, destacó que esta medida se toma en respuesta a eventos ocurridos el año pasado, donde al menos siete pacientes perdieron la vida por contagios de meningitis en clínicas privadas de Matamoros.

Este incidente motivó a la COFEPRIS a concentrar los trámites para la expedición de permisos, ya que en administraciones pasadas se otorgaban autorizaciones especiales que resultaban en el incumplimiento de las normas sanitarias por parte de muchos establecimientos”, señaló.

Agregando; “Las clínicas privadas K-3 y Riverside de Matamoros fueron clausuradas de manera total y definitiva, considerándose un riesgo para la salud de los pacientes, especialmente aquellos que buscaban someterse a cirugías estéticas en dicha ciudad fronteriza”.

Moctezuma Castillo subrayó que se continuarán realizando operativos tanto en clínicas públicas como privadas para asegurar el cumplimiento estricto de las normas de salud y garantizar la seguridad de los pacientes.