Por José Gregorio Aguilar

El 90 por ciento de las quemaduras que se registran durante la temporada invernal ocurren en los hogares alertó el subdirector médico del Hospital General, Jorge Alejandro Cortina Beltrán.
Argumentó que muchas veces por las distracciones de los adultos, que no siempre tienen la atención adecuada, los niños sufren quemaduras

“Y estas quemaduras son originadas por escaldadura, es decir, por agua caliente y esto nos da un contexto claro de lo que está sucediendo en algunas ocasiones pues las distracciones de nosotros como adultos hacen que no tengamos la atención adecuada para con nuestros menores de edad”.

Reveló que al menos 100 pacientes al año son ingresados a la unidad de cuidados intensivos de quemados, por lo que hizo un llamado a los padres de familia para que no descuiden la atención que deben recibir los menores de edad en el seno del hogar.

“Normalmente aquí podemos darles solución a la mayor parte de estos problemas, sin embargo también hay algunas ocasiones algunos traslados que tiene que realizarse a Galveston, contamos con el apoyo del hospital en Galveston y se realizan entre 4 a 5 traslados anualmente con personal nuestro aquí de la ciudad”.

De acuerdo a las cifras que proporcionó, en el Hospital General se proporcionan entre 450 a 479 atenciones al año y en los últimos años, con el aumento de la población, esto ha sido más frecuente.

“Somos un área que recibe pacientes de todo el noreste del país, es la única unidad de cuidados intensivos de quemados que tenemos en esta región y pues recibimos pacientes de Veracruz, San Luis, de algunas parte de Nuevo León incluso, entonces si se ha incrementado el número de atenciones entre un 10 a 15 por ciento en estos últimos años”.

Ante este escenario, Cortina Beltrán exhortó a los padres de familia a estar más al pendiente de los menores de edad, sobretodo en estas fechas que se aproximan, donde las atenciones por quemaduras aumenta, incluso por descargas eléctricas.

“Es una situación compleja, si nos ponemos a pensar en el hogar es donde se presenta el 90 por ciento de las quemaduras en los niños y estas quemaduras son originadas por escaldadura, es decir, por agua caliente, cuando tenemos agua caliente a veces se quedan los magos por fuera de las estufas y los niños por la curiosidad pues desgraciadamente vierten este contenido caliente sobre ellos y provoca quemaduras bastante serias de extensiones de superficies extensas y que ameritan internamiento y vigilancia y es en nuestro hogar donde suceden la mayor parte estos eventos”, concluyó.