Hombres armados provocaron la muerte de al menos siete personas durante un ataque perpetrado por presuntos miembros del grupo yuhadista del Estado Islámico (EI), ello mientras los afectados rompían el ayuno del mes sagrado musulmán de ramadán dentro de la casa del funcionario local de la provincia de Deir al Zur, al este de Siria.

Se abundó además que el ataque provocó que cuatro personas resultaran heridas.

De acuerdo a lo señalado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los atacantes irrumpieron la vivienda de Nuri Humaish, jefe de Relaciones Públicas en el Consejo Civil de Deir al Zur.

Se tiene previsto que, dentro de las personas fallecidas, se encuentra el propio jefe de Relaciones Públicas, quien habría sido atacado por presuntos integrantes del Estado Islámico, no obstante aún no se ha confirmado la defunción del funcionario.

Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque a la casa del funcionario de Relaciones Públicas.

Durante el pasado mes de enero, en las zonas a manos de los kurdosirios ubicadas al noreste y este de Siria se presentó un motín en una cárcel con presos de EI, lo que provocó la muerte de casi medio millar de personas.