Por lo menos 17 personas murieron y decenas fueron reportadas heridas luego de que un tren se descarrilara cerca de la ciudad de Tabas, en Irán, luego de chocar con una excavadora que se encontraba junto a la vía.

De acuerdo con el portavoz de servicios de emergencia, Mojtaba Khaledi, el tren partió de la ciudad de Mashhad con 348 pasajeros y con dirección a Yazd.

«El número de muertos podría aumentar ya que algunos de los heridos están en estado crítico. 24 ambulancias y tres helicópteros habían sido enviados al lugar», señaló a través de un comunicado.

Por su parte, el subdirector de ferrocarriles estatales iraníesMir Hassan Musavi, señaló que el incidente de tren se derivó de un impacto contra una excavadora que se encontraba estorbando en la zona.

Como resultado, cinco de los 11 vagones del tren se desprendieron de los rieles, indicó Mehni Valipur, jefe de operaciones de emergencia de ferrocarriles.

Ante esta situación, el presidente Ebrahim Raisi mandó sus condolencias a los familiares de las víctimas y dio órdenes de acelerar la investigación de las causas del accidente.

Mientras que el ministro de Carreteras y Desarrollo Urbano, Rostam Ghasemi, ofreció disculpas a los iraníes e indicó que la responsabilidad del impacto recae en el ministerio.