Corea del Sur aportará más de 10 millones de dólares para contribuir a la construcción de hogares temporales en Turquía para los supervivientes de los devastadores terremotos que tuvieron lugar el mes pasado en la frontera con Siria.

La aportación público-privada está destinada al proyecto del Gobierno turco para los desplazados por el desastre natural, dijo hoy el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, que aseguró que planean «apoyar activamente todo, desde su creación hasta el funcionamiento» del plan.

Yoon realizó este anuncio durante un almuerzo este martes con los rescatistas enviados por Corea del Sur poco después de los seísmos del 6 de febrero para ayudar en las labores de búsqueda y rescate, de los que elogió su «espíritu de solidaridad» con los damnificados, según declaraciones recogidas por la agencia de noticias Yonhap.

Corea del Sur envió 142 rescatistas, entre personal militar, trabajadores de organizaciones no gubernamentales y funcionarios para contribuir a los trabajos de salvamento tras los terremotos.

El equipo ayudó a rescatar a ocho personas bajo los escombros y luego participó en labores de reconstrucción.

Yoon explicó que la Asociación de Armadores de Corea ha decidido suministrar 250 contenedores de envío para ser usados como refugios temporales por los afectados, y que el Gobierno ayudará a trasladarlos hasta Turquía lo antes posible en marzo y abril.

«Nuestro Gobierno seguirá apoyando la recuperación y reconstrucción de Turquía en concordancia con nuestra dedicación», añadió el mandatario surcoreano.

Antes del almuerzo, Yoon y su esposa, Kim Keon-hee, se reunieron por separado con los equipos de cuatro perros rescatistas que participaron en las operaciones de búsqueda en Turquía.

Los canes, llamados Tobaek, Tori, Tina y Haetae, ayudaron a rescatar a tres personas con vida y doce cuerpos.

Los devastadores terremotos de principios de febrero, a los que siguieron otros notables seísmos en días posteriores, dejaron cerca de 46.000 muertos, según el último recuento oficial de las autoridades turcas, y al menos 3.700 en Siria, mientras que miles siguen desplazados.