Durante la época del gobierno colonial en Nuevo Santander existieron escuelas de primeras letras como en las otras provincias del norte de la Nueva España, escuelas que se fundaron únicamente en las villas más importantes y con carácter particular, pues no se prestó atención al ramo de instrucción pública hasta que se promulgó la Constitución liberal expedida en Cádiz, España, en 1812, que tuvo vigencia limitada a breves períodos en 1813 y 1814 y de 1820 a 1821.
Al consumarse la Independencia, después de consolidarse la República y adherirse los estados al pacto federal, surgió el imperativo de organizar la instrucción pública y capacitar personal para dirigir la entidad, que se llamaría Estado Libre y Soberano de las Tamaulipas. Se estableció para tales fines en Ciudad Victoria en 1828 un plantel de tipo lancasteriano que formó la primera generación de maestros normalistas al servicio de la educación estatal. Se fundó también en dicha capital el mismo año una Escuela de Artes y Oficios de carácter correccional y en 1830 se decretó la creación del Instituto Hidalguiano​ Tamaulipeco para impartir instrucción «literaria» y «científica» con fondos públicos, iniciando sus actividades con cátedras de latinidad y retórica. Este primer centro de educación superior tuvo una breve existencia, pero su establecimiento dejó señalado importante antecedente.
En febrero de 1846 el gobierno departamental autorizó la iniciación en Ciudad Victoria de una cátedra de gramática castellana y latina a cargo del párroco José Guillermo Martínez, cuya impartición constituyó un importante paso en la historia de la educación media en Tamaulipas.
Al dirigir al estado el licenciado y general Juan José de la Garza, fundó en Matamoros el Instituto Literario de San Juan, consagrado a la enseñanza superior. En 1889 el gobierno del Ing. Alejandro Prieto autorizó al instituto para impartir «los cursos de derecho necesarios para la abogacía», siguiendo el plan de estudios de la Escuela Nacional de Jurisprudencia de México. El instituto permanecería en funciones hasta 1913. También en Matamoros se fundó en el año de 1890 una Escuela Normal para profesores que rindió frutos muy valiosos para la educación.
​El 6 de enero de 1873 se llevó a cabo en Ciudad Victoria la apertura del Colegio Seminario fundado por el señor Ignacio Montes de Oca y Obregón, primer obispo de Tamaulipas; se establecieron programas de estudios para las facultades de Teología, Derecho y de Filosofía y Humanidades, incluyéndose dentro de las cátedras correspondientes a los estudios jurídicos, clases de Derecho Canónico, Derecho Romano, Derecho Patrio, Derecho Criminal, Economía Política, Derecho Natural y Derecho de Gentes. Este seminario fungió hasta la salida del señor Montes de Oca el año de 1880.
​​​​​
El incremento de la población y estabilidad política afirmada en el país a partir del año 1920 hicieron patente la necesidad de atender la educación superior en Tamaulipas, pues durante el ciclo revolucionario dejaron de funcionar los institutos literarios de Matamoros y Ciudad Victoria. En 1929 se estableció en el puerto de Tampico la primera escuela de Enfermería y se fundaron las facultades de Derecho y Medicina en 1950, para instalarse después la facultad de Odontología, planteles que fueron administrados por una asociación civil local que se denominó «Educación Profesional de Tampico»,  constituyendo el cimiento de la Universidad de Tamaulipas formalmente el 30 de octubre de 1950, presidiéndola los señores Dr. Alfredo E. Gochicoa, Artemio Villafaña, Lic. Natividad Garza Leal, Lic. Francisco T. Villarreal, profesor Tirso Saldívar, Dr. Miguel Asomoza Arronte y profesor Julián Terán.
Mediante Decreto número 320 expedido por la legislatura estatal y promulgado el 14 de noviembre​ de 1950 por el Lic. Juan Guerrero Villarreal, encargado del despacho del Poder Ejecutivo del Estado de Tamaulipas, se declararon escuelas oficiales, disponiéndose que «las escuelas deberían ajustarse estrictamente a los planes académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México».
​El Decreto 440 promulgado el 2 de abril de 1951 dispuso la creación del «Patronato Pro Universidad de Tamaulipas», instituyéndosele como organismo público descentralizado, sujeto a lineamientos fijados por la «Secretaría de Educación Pública y la Universidad Nacional Autónoma de México». El patronato debería integrarse con representantes de asociaciones profesionales, clubes de servicio y del gobierno, facultándosele para formar su propio reglamento. El patronato establecido por esta ley no llegó a funcionar.
Mediante Decreto número 73 promulgado en 1955 por el oficial mayor de gobierno en funciones del secretario general, Lic. Porfirio Flores Garza, se declaró escuela oficial del estado la de Odontología, pero esta escuela suspendió sus actividades y fue hasta 1970 cuando la Asamblea Universitaria acordó la fundación definitiva de esta facultad.
La Universidad Autó​noma de Tamaulipa​s es la institución pública de educación superior con la mayor cobertura y matrícula en la entidad.​
La Universidad tiene presencia en 14 de los 43 municipios del estado donde ofrece programas educativos de licenciatura, posgrado, técnicos superior, bachillerato y cursos de educación continua. Los estudiantes inscritos en el ciclo escolar 2017-2018 ascienden a 37 mil 193 en los diferentes programas educativos; 2 mil 501 del nivel medio superior; 32 mil 969 de licenciatura y 1 mil 723 de posgrado. Se ofrecen 11 programas de Técnico Superior Universitario y 96 programas de Licenciatura, de los cuales, el 64.38% son programas evaluables de calidad, con una matrícula atendida de 76.61%; se cuenta además con 3 Programas Educativos de Licenciatura en modalidad a distancia. El posgrado se compone de 89 programas, de los cuales el 21.35% están registrados en el PNPC, atendiendo el 23.16% de la matrícula
Los alumnos de la UAT reciben una formación integral que fortalece lo académico con el arte y el deporte, además de una sólida cultura de valores.  Adicionalmente, los estudi​antes que son padres de familia reciben el apoyo de la propia estancia de la universidad, el Círculo de Desarrollo Infantil.​