Lo tomó bien. Gabriel Caballero, entrenador del Mazatlán, ha dicho que Santi Giménez tomó la noticia de que no jugará la Copa del Mundo de Qatar 2022 con la Selección Mexicana de forma tranquila, pues se tiene que mantener motivado para el siguiente proceso del Tricolor rumbo a 2026.

Caballero es íntimo de la familia Giménez, pues es gran amigo de Chaco, además de es su auxiliar en el equipo de Sinaloa, por lo que sabe de primera mano lo qué pasó con el Bebote tras enterarse de su ausencia en el Mundial.

“Él está en ese proceso de consolidarse como futbolista. Lo tomó bien. Duele porque queríamos que esté, pero lo tomó bien, con seriedad, con adultez y queda apoyarlo, motivarlo para que se mantenga de la misma forma porque hay un proceso donde (Diego) Lainez, (Erik) Sánchez), (Carlos) Acevedo, todos son los próximos seleccionados”, dijo El Eterno para ESPN.

En ese mismo sentido, Caballero señaló que no puedo hacer un análisis sobre la decisión de Martino de dejar fuera a Chaquito Giménez, pues estima al jugador que no puede hacer una observación con ‘objetividad’.

“Es difícil, yo no puedo ser objetivo porque el Chaco y yo estamos juntos. Yo quiero mucho a Santi y objetivamente no puedo opinar sobre ese caso. A veces como técnicos no nos van a entender cosas o no van a saber por qué se hacen. Una explicación no se aceptaría”.

Finalmente, Gabriel Caballero señaló que ellos ya se imaginaban que Santi Giménez no iba a ser convocado para la Copa del Mundo de Qatar 2022, pero también son conscientes de que el Bebote tiene futuro por delante y ya vivió la experiencia de estar en el Tricolor.

“Lo veníamos hablando, vivimos en el mismo edificio y venimos en el mismo auto. Tenemos comunicación. Ha estado en Holanda todo este tiempo y confirmando cosas de nuestro trabajo. Fue parte de trabajo y convivir con Santi. Sabía de la situación.

“Yo creo que Santi tiene mucho futuro, tres o cuatro Mundiales por jugar. Parte de lo que hizo el Tata fue incorporarlo y que tenga ese roce en selección”.