Cuando hace algunas semanas conocimos que Netflix iba a entrar en el mercado de los videojuegos aparecieron varias incógnitas en el horizonte, ya que la plataforma no ofreció demasiados datos sobre cómo sería ese desembarco: ¿imitaría el modelo de Google, Amazon o Microsoft con plataformas en streaming o tal vez optaría por un modelo de distribución estilo tienda de aplicaciones?

Visto ahora que será de la segunda manera, queda claro que esa iniciativa llegará solo a Android, porque todos conocemos cómo se las gasta Apple cuando alguna empresa tiene la intención de emular a su App Store ofreciendo descargas fuera de su control. Y por lo visto en la prueba que han puesto en marcha desde Netflix, es evidente que de momento solo estarán contentos los usuarios del sistema operativo de Google.

Llegan las primeras pruebas

El caso es que ha sido en Polonia donde la plataforma de vídeo en streaming ha inaugurado su andadura como tienda de videojuegos en nuestros smartphones, con dos títulos que son prácticamente de su propiedad y vinculados al universo de «Stranger Things». Desde hace algunas horas, y como una sección más dentro de la app oficial de Netflix, los usuarios tienen a su disposición estos dos títulos para bajárselos, instalarlos y echarse unas cuantas horas.

De momento se trata del inicio de un proceso de pruebas para comprobar cómo funciona y si no hay demasiados sobresaltos, alrededor de «Stranger Things 1984» y «Stranger Things 3». Como os decimos, no estamos hablando de partidas en streaming sino de disfrutar con el juego de forma nativa dentro de nuestro smartphone, como si se tratara de una compra hecha a través de la Play Store de Google. Esto provoca varias incógnitas como saber qué planes tendrán los de Reed Hastings de cara al futuro, si van a ofrecer a los desarrolladores entrar en su tienda o si serán ellos los que la abastezcan de contenido.

Hay que recordar que cuando el proyecto de tienda de videojuegos trascendió, se dejó claro que no tendríamos que pagar un céntimo más por este servicio ya que todo lo que se publicara allí entraría a formar parte del coste mensual de la suscripción. Por lo que será interesante ver qué catálogo alcanza a reunir. Eso sí, de lo que no parece que haya dudas es que en el ecosistema iOS la cosa pinta mal, porque Apple no va a permitir que nadie tenga una tienda de apps en sus iPhone. ¿O acaso el famoso juicio de Epic podría allanar el camino a Netflix?