La relación de Ximena Navarrete con Lupita Jones, directora del certamen Nuestra Belleza México, se encuentra sumamente fracturada, a tal grado que la joven tapatía no quiere ni recordar el nombre de quien fue su gran promotora y mucho menos hablar de ésta.

A tres años de haberse coronado como Miss Universo y dos años de haber retornado a México para forjar una carrera como modelo, conductora y ahora actriz, Navarrete se muestra totalmente renuente a hablar sobre la etapa que compartió con Jones. Prueba de lo anterior son los hechos ocurridos hace casi un mes en Alvarado, Veracruz, cuando una reportera entrevistó a la encargada de dar vida a las gemelas Marina y Magdalena en la producción de Salvador Mejía, La tempestad.

La charla transcurría en completa calma cuando Ximena se percató de que la entrevista se perfilaba en torno a su faceta en Nuestra Belleza y Miss Universo, entonces la actriz detuvo la entrevista y le dijo a la periodista que ella podía preguntar sobre cualquier tema, excepto sobre Lupita Jones, de quien no quería saber absolutamente nada.

Hasta ahora no se ha hecho público ningún conflicto entre las ex reinas de Belleza. De hecho, hace pocas semanas la primera Miss Universo mexicana solicitó a la prensa que diera su tiempo a Navarrete para que ésta demostrara sus capacidades histriónicas en La tempestad, aunque aceptó que ella misma no veía la telenovela con frecuencia.

Lo cierto es que poco queda de la estrecha relación que mantuvieron hace un par de años cuando Lupita acompañaba a su entonces pupila a casi todos los eventos.