Incluir estos ácidos grasos en la dieta diaria, permite regular el sistema cardiovascular, inmunológico y reproductivo; también ayuda a adelgazar.

Mejora tu nivel de colesterol, regulariza tu sistema digestivo, combate dolores crónicos de espalda y cuello, estas y otras ventajas se le atribuye al consumo de Omega-3. Lo encuentras en pescados y en alimentos de origen vegetal.

Los llamados Omega-3 son ácidos grasos insaturados «saludables» que deben ser incorporados al organismo a través de los alimentos, ya que el cuerpo no los elabora de manera natural. Su consumo produce un efecto de disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos, publica el sitio especializado en temas alimenticios zonadiet.

Este tipo de ácidos grasos esenciales se encuentra en los pescados de agua fría, como el salmón, las sardinas, el atún, aunque también está presente en otros alimentos de origen vegetal, como las semillas de lino, las nueces y la soja, señala la página de salud vitadelia.

Entre las principales funciones del Omega-3, indica el sitio nutricion.pro, se destaca su intervención en la formación de las membranas de las células que conforman la mayor parte de los tejidos cerebrales que producen prostglandinas, sustancias con un papel importante en la regulación de los sistemas cardiovascular, inmunológico, digestivo y reproductivo. También señala seis razones para no olvidarte incluir omega-3 en tu comida:

1. Alivia dolores. Un estudio realizado por la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) ratificó que tomar suplementos de omega-3 puede ser de gran utilidad para aliviar dolores crónicos de espalda y cuello.

2. Combate la obesidad. El omega-3 mejora la respuesta del organismo a la insulina, y estimula la secreción de leptina, que es la hormona que ayuda a regular la ingesta de alimentos, así como el peso y el metabolismo.

3. Mejora el estado anímico. Actúa benignamente sobre el humor, ya que ayuda a contrarrestar la depresión; la clave está en que estimula la secreción de la serotonina.

4. Útil para reducir los cuadros de asma. Según un reciente estudio de la Universidad de Indiana los suplementos de aceites de pescado ayudan a controlar los síntomas propios del asma.

5. Mantiene el corazón sano. Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos elevados, ambos factores relacionados con la salud coronaria. Además, estos ácidos grasos ayudan a reducir la inflamación, lo que también es benéfico para el corazón.

6. Fortalece al embrión. Durante el embarazo, comenta el sitio especializado en salud materna e infantil pediatraldia, es cuando se hace más necesario el consumo de este nutriente: «Actualmente se estima que un feto y los recién nacidos -en sus primeros seis meses de vida- requieren de un gran aporte de ácidos grasos, siendo importantísimo que las mujeres embarazadas y las que estén amamantando cumplan con estas recomendaciones», sostiene la doctora María Cecilia Benavides, nutricionista de Clínica Indisa.