El continente africano ha sumado brotes del virus del Ébola en los últimos días en al menos seis países, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El virus del Ébola se identificó por primera vez en 1976 en la República Democrática del Congo (RDC, en aquel entonces Zaire).

Es un virus de la familia filoviridae (filovirus) y su nombre proviene de un río del norte del país, cerca de donde estalló la primera epidemia.

Desde entonces se han identificado cinco “subtipos” de virus del Ébola: Zaire, Sudán, Bundibugyo, Reston y Bosque de Tai, los tres primeros han originado graves epidemias en el continente africano.

¿Cómo se transmite el virus del Ébola?
El virus circula entre los murciélagos de la fruta, considerados el huésped natural del Ébola, pero no desarrollan la enfermedad.

Otros mamíferos como los grandes monos, el antílope o el puercoespín pueden ser portadores y después transmitirlo a las personas.

Durante una epidemia, el ébola se transmite entre los seres humanos a través de un contacto directo y estrecho. Una persona sana se contagia por los “fluidos corporales” de un contagiado por medio de la sangre, vómito o heces.

A diferencia de la gripe, este virus no se transmite por el aire. Por tanto, el ébola es menos contagioso que muchas otras enfermedades virales.

Pero este virus es aterrador por la alta tasa de mortalidad: alrededor del 50% y hasta el 90% en el caso de algunas epidemias, según la OMS.

¿Cuáles son los síntomas?
Después de un periodo de incubación de 2 a 21 días (unos cinco días como media), el Ébola se manifiesta con los siguientes síntomas:

Fiebre repentina
Flaqueza
Dolores musculares y en las articulaciones
Dolor de cabeza y de garganta
Hemorragias
Los supervivientes suelen quedar con secuelas como artritis, problemas de visión y de audición e inflamación de los ojos.

El tratamiento
Una primera vacuna, fabricada por el grupo estadounidense Merck Shape and Dohme, demostró ser muy protectora frente al virus, según un ensayo llevado a cabo en Guinea en 2015.

La OMS precalificó esta vacuna en noviembre de 2019 para ser homologada. Se administraron más de 300 mil dosis en una campaña de vacunación selectiva durante la última epidemia en la República Democrática del Congo.

Una segunda vacuna experimental, de los laboratorios estadounidenses Johnson & Johnson, se introdujo en octubre de 2019 de forma preventiva en áreas donde el virus está ausente, y más de 20 mil personas fueron vacunadas.

La peor epidemia de 2013 a 2016
La peor epidemia de la historia surgió en el sur de Guinea en diciembre de 2013 y se propagó a los países vecinos de África occidental.

Causó más de 11 mil.300 muertos de los casi 29 mil casos registrados, según la OMS, que declaró que la epidemia terminó en marzo de 2016.

Rebrote en Guinea
La República Democrática del Congo anunció el 7 de febrero un rebrote de la enfermedad en el este, así que la OMS envió un equipo de epidemiólogos tras la muerte de una mujer.

Una semana después, Guinea anunció que se encontraba de nuevo “en una situación epidémica”, después de que se confirmara la aparición en el sureste del país de siete casos, tres de ellos mortales. Son las primeras muertes por la enfermedad desde 2016 en Guinea.