Todavía seguimos luchando contra el Covid-19, a un año de su aparición y ya tenemos la noticia de otro mal parecido al coronavirus. Se trata del virus Chapare y fue detectado en Bolivia.

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), descubrieron la transmisión de persona a persona de un virus raro en Bolivia que puede causar fiebres hemorrágicas, como el ébola.

Aunque todavía no hay tratamiento para esta enfermedad, existe evidencia preliminar sobre las especies de roedores que transportan el virus y que pueden transmitirlo a personas u otros animales.

El primer registro que se tiene de este nuevo virus fue en 2003, cuando se confirmó un caso de contagio en la aldea de Samuzabeti, provincia de Chapare, de ahí su nombre.

El segundo registro fue en 2019, en La Paz. El brote causó 5 enfermos y tres fallecidos.

De acuerdo a los hallazgos presentados esta semana en la reunión de la Sociedad Americana de Medicina e Higiene Tropical, puede convertirse en la próxima pandemia después del Covid-19.

«Nuestro trabajo confirmó que un joven médico residente, un médico de ambulancia y un gastroenterólogo contrajeron el virus después de tratar a pacientes infectados, y dos de estos sanitarios murieron más tarde», señaló Caitlin Cossaboom, del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Síntomas del virus Chapare
Fiebre por encima de los 38 grados
Dolores de cabeza, musculares y abdominal
Trastornos gastrointestinales
Diarreas
Vómitos
Disminución de glóbulos blancos y de plaquetas.

¿Cómo se contagia?
Al igual que el Covid-19 este virus puede ser adquirido a través de las partículas de saliva.

El virus Chapare pertenece al género de los arenavirus, entre los que también se encuentran el Lassa y el Machupo.

El primero es conocido por causar miles de muertes al año en África Occidental.

En segundo lo conocen bien en Bolivia, donde a menudo genera brotes mortales.