Finlandia.- Un proyecto conjunto llevado a cabo por cuatro organizaciones de investigación finlandesas ha estudiado el transporte y la propagación del coronavirus, causante de la enfermedad covid-19 a través del aire.

Los resultados preliminares indican que las partículas de aerosol que transportan el virus pueden permanecer en el aire más tiempo de lo que se pensaba originalmente, por lo que es importante evitar los espacios públicos interiores ocupados. Esto también reduce el riesgo de infección por gotas, que sigue siendo la principal vía de transmisión del coronavirus.

Los investigadores modelaron un escenario en el que una persona tose en un pasillo con estantes, como los que se encuentran en los supermercados; y teniendo en cuenta la ventilación. La Universidad de Aalto, el Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia y el Instituto Meteorológico de Finlandia llevaron a cabo el modelado de forma independiente, utilizando las mismas condiciones de partida.

Los investigadores obtuvieron el mismo resultado preliminar: en la situación bajo investigación, la nube de aerosol se extiende hacia los alrededores inmediatos a la persona que tose y aunque se diluye en el proceso, esto puede llevar varios minutos. «Alguien infectado por el coronavirus puede toser y alejarse, pero luego deja partículas de aerosol extremadamente pequeñas que llevan el coronavirus. Estas partículas podrían terminar en el tracto respiratorio de otras personas cercanas», explica el profesor asistente de la Universidad de Aalto, Ville Vuorinen.

Los investigadores del consorcio modelaron el movimiento en el aire de partículas de aerosol de menos de 20 micrómetros. Para una tos seca, que es un síntoma típico del coronavirus actual, el tamaño de partícula es típicamente inferior a 15 micrómetros. Las partículas extremadamente pequeñas de este tamaño no se hunden en el piso, sino que se mueven a lo largo de las corrientes de aire o permanecen flotando en el mismo lugar. Los estudios sobre la influenza A han confirmado que el virus de la influenza A se puede encontrar en las partículas más pequeñas, que miden menos de 5 micrómetros.

 

Esta nota contiene video: