En esencia, el enjuague bucal fue creado para evitar la acumulación de bacterias y placa dental; ambas, causa frecuente del mal aliento y caries. Sin embargo, con el tiempo, esta solución ha demostrado ser benéfica para otras áreas de la higiene personal.

Para qué sirve el enjuague bucal. Cortesía Getty

Al ser un antiséptico, el enjuague bucal es útil para combatir los hongos en uñas, así como eliminar las grietas en pies resecos. La mejor forma de usarlo es mezclando un vaso de agua, vinagre y enjuague en una cubeta, y dejar ahí los pies por a aproximadamente 15 minutos.
¿Para qué otra cosa sirve?

La capacidad del enjuague bucal para mejorar la vida se haya en sus ingredientes: alcohol (agente antimicrobiano), detergente (elimina residuos), conservantes (evita el crecimiento de bacterias), así lo describe la National Dental Care.

 1. Previene la caspa

Después de lavar tu cabello con champú, coloca sobre tu cuero cabelludo un poco de enjuague bucal disuelto en agua. Deja actuar por algunos minutos y limpia con abundante agua.

2. Mejora la cicatrización

Es ideal para las perforaciones. Aplica a diario, con la ayuda de un hisopo, un poco de esta solución en la zona donde se encuentra el arete. Repite esto 3 veces al día.

3. Evita la formación de hematomas

Remoja un algodón con enjuague bucal y frótalo sobre el área que recibió el golpe.

Ojo, es importante que antes de utilizar el enjuague sobre tu piel, te cerciores que éste no provoca alguna reacción alérgica.