Investigadores de la Universidad de Pekín realizaron un curioso descubrimiento: tomar una taza de té al día mejora el rendimiento en tareas creativas y aumenta la capacidad intelectual.

El estudio estuvo enfocado en analizar si esta tradicional bebida en el país podría mejorar las capacidades de las personas para desarrollar el llamado pensamiento convergente.

¿QUÉ ES EL PENSAMIENTO CONVERGENTE?

En él se desarrolla la creatividad para resolver problemas en los que la solución se puede deducir aplicando una serie de reglas bien definidas y con razonamientos lógicos. El estudio resalta que el consumo habitual de té además de tener beneficios cognitivos, puede otorgar recompensas para la salud, que incluyen una vida más larga y saludable.

¿CÓMO SE REALIZÓ EL ESTUDIO?

Primero un grupo de 100 personas fue reclutado para las pruebas y a cada una le fueron asignadas una serie de tareas de asociación de palabras o de resolución de acertijos, con diferentes niveles de dificultad.

Luego a una parte del grupo se les dió una taza de té negro y a la otra solo agua, en ambos casos calentada a 42ºC.

El resultado fue que aquellos que habían bebido té, en las pruebas tuvieron un desempeño notablemente mejor que quienes solo habían tomado agua, sobre todo cuando se les planteaba una tarea creativa con un alto nivel de dificultad.

Aunado a los beneficios de salud y cognitivos, los investigadores encontraron un par de curiosidades: los participantes del grupo de té estaban más felices y más interesados en la tarea que los del grupo de agua.

Una de las conclusiones a las que se llegaron, es que los resultados tienen una importancia práctica importante para quienes se dedican al trabajo creativo o para quienes son propensos a la fatiga.