Si tuviste un mal día y no sabes qué hacer para sentirte mejor… llora.  Dejar correr tus lágrimas te hará sentir mucho mejor. Diversos estudios sugieren que esta acción nos ayuda a relajarnos y a liberar el estrés, gracias a que con nuestras lágrimas podemos desprendernos de los sentimientos que dañan nuestro cuerpo.

Las lágrimas, además de limpiar y mantener lubricados los ojos, calman tu estado de ánimo y te generan la paz interior necesaria para recobrar fuerzas y afrontar cualquier tipo de situación.

Según William H. Frey, bioquímico en el Centro Médico St. Paul-Ramsey de Minnesota,  al llorar se eliminan las sustancias generadas por la tensión nerviosa como cloruro de potasio y manganeso, endorfinas, prolactina y adenocorticotropina. Además, señala un estudio publicado en la Current Directions in Psychological Science,se cambia de un estado de gran excitación a uno más relajado y de paz.

Uno de los motivos por los cuales se consigue paz al llorar, es debido a que las lágrimas funcionan como un analgésico natural que nos ayudan a disminuir el dolor y mejorar el estado de ánimo, de acuerdo a una información del The New York Times.

Si estás en una situación muy estresante y no encuentras la salida, date un respiro y  deja ir todo a través de las lágrimas; te sentirás aliviado y mejorará tu perspectiva de la situación.

Y tú, ¿cómo liberas el estrés?