La decisión de empezar una familia es quizás la más grande que tomarás en tu vida, y seguramente buscas sentirte en óptimas condiciones para iniciar esta etapa.

Prepararte física y mentalmente para este acontecimiento es importante, y la vitamina D te puede ayudar más de lo que crees.

La vitamina D se obtiene principalmente de los rayos del sol, así como de suplementos y algunos alimentos fortificados, y su función en el cuerpo es diversa: desde ayudar a fortalecer los huesos hasta disminuir el riesgo de padecer depresión. ¿Pero sabías que también juega un rol importante al momento de embarazarte?

Obtener la cantidad suficiente de vitamina D es esencial para tu salud y la de tu bebé cuando estás embarazada, y muchas mujeres no lo hacen. La deficiencia de vitamina D se correlaciona con problemas como preeclampsia, diabetes gestacional, infecciones vaginales y mayor probabilidad de tener que dar a luz por cesárea.

La vitamina D ayuda a regular la transcripción y función de los genes asociados con la placenta, fomenta la implantación normal y la formación de nuevos vasos sanguíneos, lo que ayuda a prevenir el rechazo del embarazo.

Pero la vitamina D no solo es importante para ti si estás tratando de embarazarte. Estudios han demostrado que la falta de este nutriente puede disminuir la cantidad y motilidad de los espermatozoides, por lo que es imperativo que tu pareja también obtenga suficiente.

¿Cuál es la mejor manera de obtener suficiente vitamina D?

La manera más común es exponer nuestra piel a los rayos del sol, sin protector solar, por unos minutos al día, pero es importante no exceder el tiempo de exposición ya que esto puede traer consigo otras complicaciones y enfermedades.

Otra forma de obtener vitamina D es por medio de los alimentos fortificados, algunos pescados como salmón y sardinas, y la yema de huevo, pero lo más recomendable es que hables con tu doctor sobre suplementos que puedes tomar para obtener el requerimiento diario de este nutriente.

La cantidad recomendada para corregir una deficiencia de vitamina D son 4000 IU al día, la cual es una dosis segura.¡Habla con tu doctor sobre cómo puedes obtener suficiente vitamina D durante tu embarazo!