Se acerca diciembre y con él, la época más fría del año… Aunque México no se halla entre las zonas más gélidas del mundo, sus condiciones de vida (transportes públicos con mala ventilación o poca higiene y una dieta poco balanceada), aumenta la posibilidad de contraer alguna enfermedad respiratoria.

Por ello es común escuchar a alguien toser en el trabajo, en la casa o en el transporte público que está enfermo de bronquitis.

Este padecimiento se caracteriza por una hinchazón o inflamación en los pulmones, lo que dificulta la respiración y produce una tos seca o con flemas”, describe la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Si el frío hizo estragos… ¡Aquí algunos remedios caseros!

Para la tos seca

Opción 1

Ingredientes: ½ taza de miel pura de abeja y 1 cucharada de pimienta molida. ¿Qué hacer? Vierte todo en un frasco de vidrio y toma una cucharadita de esta mezcla cada cinco horas.

Opción 2

Ingredientes: 10 dientes de ajo, 1 taza de aceite de oliva, 2 ramas de tomillo. Preparación: machaca los ajos y mezcla con el resto de ingredientes, deja reposar por 24 horas. Toma una cucharada todos los días en ayunas.

Bronquitis

Opción 1

Diluye media cucharada de cúrcuma en medio vaso de leche tibia. Tómalo por lo menos tres veces al día.

Opción 2

Vierte en un pocillo, con agua caliente, media cucharada de raíz de jengibre, deja hervir por cinco minutos. Deja enfriar y endulza con una cucharada de miel. Agrega el jugo de medio limón antes de ingerirlo.

Además de estos remedios es necesario que acudas con un experto de la salud. ¡Recuerda, tu salud es tu responsabilidad!